Fallas de la educación pública en Sonora





Héctor Apolinar/


Dia de publicación: 2019-06-10


Aunque las autoridades de gobierno no lo quieren expresar públicamente, hay signos de un fracaso en el sistema educativo de Sonora, pues casi 50 por ciento de la población de 15 años y más, apenas cuenta con un nivel de escolaridad de secundaria.

La encuesta Encuesta Intercensal 2015, del Instituto Nacional de Geografía y Estadística arrojó como resultado que 49.8 % de la población sonorense de 15 años y más, cuenta con educación secundaria terminada. Pero si a esa cantidad le sumamos  que 2.7% no tienen “ningún grado de escolaridad”, podemos concluir que poco más del 50 por ciento de nuestra población apenas tiene secundaria terminada.

Es más que evidente que con un nivel de escolaridad de 9 años, no se puede aspirar a mejores niveles de ingresos ni de calidad de vida, en un entorno de altos niveles de desarrollo tecnológico y de importantes avances en el conocimiento.

Tal situación no se aborda públicamente por las autoridades del gobierno de Claudia Pavlovich, o se le ocultan las cifras a la responsable del gobierno con el fin de no alarmarla. Pero la verdad debe ser dicha para modificar y mejorar las políticas del gobierno.

Ciertamente, Sonora cuenta con un nivel promedio de escolaridad de 10.0 años--que es alto-- de acuerdo a la misma encuesta, que la posiciona en el tercer lugar nacional, después de la Ciudad de México, con 11.1 años de escolaridad y de Nuevo León, con 10.3.

Sin embargo, junto a Sonora se encuentra posicionados cerca de 10 estados de la república, con niveles de escolaridad promedio muy similares al nuestro. Baja sur tiene 9.9, Coahuila, igual y Baja California, 9.8.

A pesar de que las cifras son del año 2015, no han cambiado de manera importante. Los estados mencionados continúan situados entre los primeros 10 lugares en escolaridad.

A pesar de ese logro, no se puede ocultar la grave realidad que subyace en nuestro sistema educativo.

Si buscamos explicarnos porqué la mayoría de nuestra población sólo ha completado la secundaria, encontramos que miles de jóvenes que terminan la primaria no ingresan a la escuela secundaria, y así se reduce el número de los que llegan a preparatoria.

Veamos.

De acuerdo a los datos que proporciona la Secretaría de Educación Pública, en el ciclo escolar 2016-2017 se inscribieron en primaria 217,692 niños, mientras que a Secundaria sólo se inscribieron 151,888. ¿Dónde quedó el resto?

En  educación media superior (preparatoria), se inscribió una cantidad menor: 128,716, y en educación superior se inscribieron 107,716 alumnos.

En tanto que en Educación para el trabajo, Instituto de Capacitación para el Trabajo (ICATSON) y otros, se inscribieron 51,736 personas.

Las cifras pueden variar ligeramente de un ciclo escolar a otro, pero no de una forma  que modifique de manera importante lo que estamos analizando.

Son las autoridades educativas del gobierno del estado quienes deben informar con precisión de lo que sucede, para que los padres y madres de familia y los sectores productivos, observen los niveles de preparación con las que contamos.

 Lo que es irrefutable es que esta lamentable situación no puede continuar. Las autoridades del actual gobierno deben tomar cartas en el asunto y buscar, por todos los medios, mejorar los niveles educativos de la sociedad. No hacerlo es condenarla a la pobreza de educación o, en otras palabras, a la ignorancia y a la pobreza económica.

Correo electrónico: [email protected]


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=220067 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *