Cuentas claras y amistades largas 





María Dolores Rodríguez Tepezano/


Dia de publicación: 2018-10-07


El viernes pasado leí en la página de face de mi amigo Carlos Moncada Ochoa un comentario que me hizo reír mucho. Publicó: “Son 30 los aspirantes registrados que buscan la dirección del Instituto Municipal de Cultura de Hermosillo. Como a veces hay eventos con menos de diez asistentes, propongo que los 30 candidatos se comprometan por escrito a asistir, aunque pierdan, a todos los eventos culturales del año. Así habrá siempre una asistencia mínima asegurada”.

Francamente reconozco que en éste caso si aplica el dicho “genio y figura hasta la sepultura”.

Conocí a Carlos Moncada en 1989 cuando fue mi maestro en la Universidad de Sonora, él no lo tiene claro, pero desde entonces guardamos sincera amistad. De hecho, por breve tiempo fui su asistente personal en el Instituto Sonorense de Cultura en tiempos que fue el Director General.

Gran gusto fue para mí esa experiencia, acompañar al equipo de trabajo a festivales, presentaciones y todo tipo de eventos de representación fue muy enriquecedor para mi carrera profesional, pero sobre todo, tener la oportunidad de conocer a este personaje de la cultura sonorense, fue una lección que no muchos han tenido. Tal vez por eso comprendo su mensaje en redes.

De Moncada he comprado y leído muchos de sus libros, sin desmerecer otras de sus facetas, la de investigador es para mí la más valiosa de su carrera. La vida es caprichosa y sin proponerlo hemos coincidido en distintos espacios a lo largo de estos años.

Recuerdo nuestro encuentro en el cincuenta aniversario de la Universidad de Sonora, él estuvo como invitado especial de la Administración, y yo entré sin invitación. Tiempos convulsos aquellos, la lucha estudiantil contra la imposición de la Ley 4 fue el contexto social de la celebración.

A mitad del evento todo se vino abajo, un auditorio casi vacío y el fuerte eco de las voces universitarias retumbaban desde afuera en las paredes del auditorio Emiliana de Zubeldía, “fuera Valencia fuera Valencia” era la consigna que vibraba. Sí, todo se vino abajo cuando indignada subí al pódium y reproché al público la falta de acceso a la comunidad universitaria, entre aquel público estaba mi profesor, vi su carita que me miraba…después se fue la luz y al rector Marco Antonio Valencia Arvizu lo sacó el equipo de seguridad por la puerta de atrás.

También recuerdo cuando trabaje en Hacienda como encargada de capacitación de personal, en ese entonces mi jefa y yo nos propusimos brindar a los trabajadores todas las actividades artísticas y culturales posibles, de modo que un día fui al Instituto a comprar libros que serían parte de los obsequios de bienvenida a un curso de capacitación de sub administradores del noroeste del país. Pregunté por Moncada en la recepción, en breve me recibió él personalmente. Era el mismo jefe que había conocido años atrás, caballero, risueño, contemplativamente amable conmigo. Compré mi encargo y antes de despedirnos me regaló un Atlas de Sonora, un maravilloso ejemplar que se imprimió justo bajo su administración en el ISC y que durante la infancia de mis hijas fue muy consultado.

Ahora con el arribo político de Morena a variados órganos de gobierno las expectativas son muy altas, incluidas las de índole cultural. La ciudadanía exige el  cumplimiento de cada promesa, pero sobre todo exigen mayor distribución de la riqueza y honradez en el ejercicio del poder.

También gracias al arribo de Morena cada vez queda más clara la penosa situación por la que atravesó la  actividad cultural en gobiernos pasados: Encontramos que entre las actividades de consulta hechas por diputados federales a la revisión presupuestal de cultura en Hermosillo, las participaciones federales entre 2017 y 2018 se perdieron en un noventa por ciento del total, los recursos destinados para cultura en Hermosillo simplemente no se usaron o no se defendieron. A la administración municipal del Maloro simplemente no le interesó o no defendió el ejercicio de un presupuesto destinado a Cultura. Los números no mienten.

Carlos Moncada Ochoa además de ser un escritor reconocido, es un periodista sabio, irónico, culto y caballero. Ante su asertiva publicación en redes, yo más bien creo que los aspirantes a dirigir el Instituto Municipal de Cultura y Arte de Hermosillo, -entre los que me cuento- más que asistir a todos los eventos culturales de la ciudad, deberían, proponerse promover la asistencia de todos los públicos a todos los eventos. Una buena metodología acompañada de estrategias, conocimiento y mucha voluntad ayudaría a cambiar los números en las audiencias. Tal vez entre las estrategias surgiría una propuesta para impulsar una Licenciatura en Artes opción en Promoción y Difusión de Eventos, quién dice que no.

Por otro lado, si en el rubro de cultura municipal las participaciones federales de entre 2017 y 2018 se perdieron en un noventa por ciento, y si la omisión también es una falta mayor en el servicio público ¿quiénes son los responsables? ¿La directora, el subdirector, todos juntos? Pregunto.

La corrupción es el mayor problema de México, nos ha dicho hasta el cansancio Andrés Manuel López Obrador, Presidente Electo, y ante las evidencias en todo el país, siempre he creído que tiene razón.    

Yo por lo pronto, me apunto a la recomendación de mi amigo Carlos Moncada Ochoa, ésta semana promoveré e iré a todos los eventos artísticos, culturales y de protesta que pueda, empezando por los eventos del 76  aniversario de mi Universidad de Sonora. Todo lo Ilumina.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=210188 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos de éste autor