El futuro está en unir a países sin fronteras de por medio





Vicente Fox Quesada/


Dia de publicación: 2017-12-02


En septiembre hubo un momento de gran tristeza, frustración e ira cuando el presidente estadounidense Donald Trump emplazó al Congreso de Estados Unidos a remplazar DACA, la Acción Diferida para Llegados en la Infancia, un programa que le aseguraba un futuro a unos 800.000 jóvenes de todo el mundo que viven en Estados Unidos al protegerlos de la deportación. Los mexicanos, que representan el 80 por ciento de esa cifra de beneficiados, serán afectados de manera desproporcionada por el desmantelamiento del programa.

Los latinos en Estados Unidos, particularmente los mexicanos, han sido blanco de los constantes ataques raciales del presidente Trump. De acuerdo con Trump, somos culpables de todo tipo de delitos. Nos ha llamado violadores, narcotraficantes y ladrones que despojamos de trabajos a los estadounidenses. Ha exigido que paguemos por un muro fronterizo que se construiría entre nuestras naciones y prevendría que ingresáramos a Estados Unidos.

Muchos de los beneficiarios de DACA llegaron ahí cuando eran niños o infantes y no conocen otro hogar, pero aún así reivindican su lugar de nacimiento y acogen a esa nación, con lo que han adoptado identidades híbridas con orgullo.

Cada país tiene sus propios dreamers, como se les conoce a estos jóvenes. Conforme crecen, estudian, establecen negocios e intercambian ideas ayudan a fortificar un mundo globalizado en el que se mezclan las culturas.

Continue reading the main story Foto
Parte de la división fronteriza que ya existe entre México y Estados Unidos, vista desde el lado de Tijuana Credit Guillermo Arias/Agence France-Presse — Getty Images

Los residentes de este mundo moderno impulsarían una nueva forma de ciudadanía y democracia. No están a gusto con solamente votar, sino ansiosos de manifestarse también cuando creen que se les trata de manera injusta. Buscan un desarrollo económico sostenible. Les preocupan los cambios inmensos en cuestión climática que se ven alrededor del planeta.

Estos ciudadanos mundiales conocen su valía. Sin importar el color de su piel, dónde fueron criados o su nacionalidad, son capaces de prosperar en distintos ambientes. Cada día vemos ejemplos de estas personas más desarrolladas que luchan por poner fin al racismo y asegurar la igualdad, inclusión y representación en el gobierno.

La inmigración es un tema complicado y con muchos matices y no hay una respuesta sencilla a cómo debe lidiar un gobierno con cuestiones de seguridad nacional. Cualquier persona que haya encabezado una nación, incluyéndome, entiende que la prioridad es mantener a salvo a los ciudadanos. Sin embargo, la respuesta no es castigar a aquellos hombres y mujeres cuya admiración y dedicación a un país ha sido catalizador de su éxito y trabajo arduo.

Hemos escuchado muchas historias de jóvenes que llegan a Estados Unidos con sus padres, cuyos sueños de darles la mejor vida posible los envalentonaron a tomar enormes riesgos y cruzar de manera peligrosa una frontera hacia territorio desconocido. Esos jóvenes han logrado tener una educación, carreras y formar parte de comunidades; han ayudado a sus padres a llenar solicitudes de trabajo y papeleo médico en inglés; han enviado apoyo a y han ayudado a guiar sus lugares de origen. No quieren hacerle daño a su país adoptivo, todo lo contrario. Solo quieren que se les reconozca.

Estados Unidos es admirado por lo que parece representar: igualdad , oportunidad y heterogeneidad. Revocar DACA sería un paso para atrás gigantesco para una nación que siempre ha enaltecido su tolerancia. El daño potencial a cientos de miles de vidas no puede cuantificarse y no existe ninguna manera positiva de verlo. El cambio castigaría a personas que querían tanto vivir en un país que arriesgaron todo lo que tenían para llegar a este.

Continue reading the main story Foto
En Tecate, México, una instalación del artista francés JR muestra a un niño asomándose por la valla fronteriza. Credit Guillermo Arias/Agence France-Presse — Getty Images

Si el futuro nos acerca a esa idea de una identidad global y de países sin fronteras, es imperioso que le demos prioridad a la preservación y celebración de nuestras tradiciones culturales. Nuestras costumbres nos ofrecen una emocionante mescolanza de ideas, experiencias e historias a la que todos podemos contribuir.

Al honrar lo que cada individuo provee gracias a su historial personal, la palabra “minoría” se volverá algo anacrónico. Cada persona tiene habilidades e historias únicas, por lo que todos tenemos el mismo peso en cuanto a las contribuciones potenciales para la sociedad.

En oposición directa a esta mezcla cultural han surgido movimientos conservadores no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo; desde el impulso a favor del brexit en el Reino Unido hasta la presencia del partido ultraderechista Alternativa para Alemania en las elecciones de este año. Los cambios vertiginosos y diversas irrupciones han resultado en inestabilidad y preocupación, y los líderes de estas fuerzas conservadoras prometen tranquilidad y seguridad por medio del proteccionismo y un nacionalismo excesivo.

No podemos recurrir a esta vieja respuesta para una nueva batalla. Ya no es factible cerrarle las puertas a un mundo que está mezclado de manera política, económica, social y cultural.

Prohibirle a hombres y mujeres la entrada a un país según su religión no es más que odioso y prejuicioso. Negarle a los refugiados y solicitantes de asilo las oportunidades que muchos de nuestros países están capacitados para darles es innecesariamente cruel y, en el caso de DACA, solamente sirve para dañar a nuestros pares humanos más vulnerables.



AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=198336 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *