Violencia contra la mujer y los hijos





Roberto Fleischer Haro/


Dia de publicación: 2017-07-16


VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y LOS HIJOS El diario perifoneo matutino de las unidades automotores de los medios de la nota roja, nos indican el aumento exagerado de la violencia intrafamiliar que desafortunadamente no se ha podido normar, se ha llegado de los gritos, golpes, violaciones, hasta el homicidio del cónyuge o pareja. Se abandona a la familia, dejando sin la educación y manutención a los hijos. 


La mujer que es lesionada físicamente, acude ante las autoridades correspondientes con el fin de que su cónyuge o pareja sea castigado conforme a la Ley al agredirla, pero posteriormente al ver la realidad del castigo, aboga por éste, manifestando; que perderá su trabajo, o que si ¿quién la va a mantener?, etc. Ese mal ha venido desde siglos atrás, hasta la fecha. 

Por lo anterior hay que aplicar la Ley como a Derecho Corresponde, olvídese del “Perdón” que supuestamente existe, y así se podría normar la violencia intrafamiliar, la lesión es un delito que se persigue de oficio más si existe la ventaja... 

Aunque se siguen manifestando ejemplos de violencia hacia la mujer lo que se ve hasta en las mejores familias que hieren a la sociedad; ya que esto se da en los diferentes estratos sociales por los trabajos que tienen que desempeñar, dado al abandono y por la necesidad de la manutención de sus hijos. 

Desafortunadamente todo se ha relacionado con la pobreza, pues la madre sufre intensamente las carencias de los medios, lo que viene a reflejarse en el comportamiento maternal y busca la manera más fácil de salir del problema para subsanar sus necesidades. 

Uno de los principales problemas que induce a la violencia intrafamiliar es la irresponsabilidad del esposo al justificar las necesidades generales del hogar y permitir que la señora trabaje, y no cumpla con su responsabilidad de madre y los quehaceres domésticos, por supuesto que hay excepciones no podemos generalizar, lo que la hace sentir con derechos fuera de lo normal y tratar de emular al hombre en sus compromisos fuera de las obligaciones maritales. 

Hay tantas cuestiones y problemas en el hogar que se reflejan en el trato de los hijos adolescentes de padres separados, que se han escrito muchos y excelentes libros al respecto, lo más importante es mostrarse honrado y autentico hacia ellos. 

El engaño y la falta de honradez que dan a los adolescentes la palabrería de los comerciales, el tema de las relaciones públicas, son mucho más perjudiciales que decirle como son los padres en verdad y cuales son sus verdaderos sentimientos. 

Los niños y jóvenes representan un importante factor de riesgo por la corrupción, hay una exaltación de la violencia contra los menores, se registra en el maltrato que sufren por parte de los padres, dada a la relación mal avenida de éstos, lo que repercute en el abandono y en ser víctimas de la sociedad. 

Debemos garantizar la seguridad jurídica y social de los derechos de los menores, que los oriente y los ayude a no ser victimas del fármaco dependencia, del alcoholismo y del propio entorno social para evitar conductas infractoras. 

Asimismo fomentar la cultura del deporte, recreación y afecto a sus semejantes para inculcarles la prevención del delito. 

En términos generales, la violencia intrafamiliar se deriva de problemas relacionados con la pobreza, la falta de trabajo y la desintegración social. 

Lo que constituye un problema de orden económico que es cada vez más evidente, y que está asociado a la carencia de programas sociales destinados a extender la cobertura de empleo, vivienda, educación, salud, deporte, esparcimiento e integración familiar. 

La violencia intrafamiliar que se debate entre el rezago escolar, el mal trato de niños, niñas y mujeres, las adicciones, la disfuncionalidad familiar, la pérdida de sentido de la vida, de principios, valores y la falta de educación en la fe. Considerando lo anterior debemos de mantenernos firmes en la sociedad, la igualdad y la justicia. 

El adolescente al sentir que ya no existe unidad familiar debido a la violencia en el hogar, puede entrar en un estado depresivo o de confusión que en un futuro podría dejar serias consecuencias tales como drogadicción, alcoholismo, falta de interés hacia la sociedad, pérdida de costumbres y convertirse en un menor infractor consumado. 

Podemos afirmar que en nuestros tiempos lamentablemente el índice de la violencia intrafamiliar y matrimonios desintegrados día con día va en aumento. En una encuesta que aplicaron, señaló, el 40% de las mujeres de 15 años en adelante que han tenido una relación en el último año han sufrido algún tipo de violencia de género. 

Por ello, es importante la prevención del delito a través de crear conciencia en las mujeres para que reconozcan los signos de alerta que anteceden la violencia física, sicológica, sexual, emocional y económica, y capacitar a las autoridades que atienden este tipo de casos para una atención integral, discreta, que brinde seguridad y confianza al reportante. 

Los que están perdidos necesitan a alguien que les muestre el camino. 

Roberto Fleischer Haro. Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora. Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583 


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=193335 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *