¿Se cae la reelección de Joe Biden? Donald Trump le lleva 11 puntos de ventaja en encuesta



Luego de una semana ‘desastroza’ para Joe Biden, las encuestas dan ventaja a Donald Trump a nueve meses de las elecciones.


Tomado de: Colin Keatinge / Bloomberg

Dia de publicación: 2024-02-11


Más estadounidenses confían en Donald Trump para manejar la economía estadounidense que en el presidente Joe Biden, informó una encuesta difundida recientemente en Estados Unidos organizada por medios de comunicación y la Universidad de Michigan.

En general, el 42 por ciento de los estadounidenses dijo que sentía que Trump sería el mejor administrador de la economía, el 31 por ciento eligió a Biden y el 21 dijo que no confiaba en ninguno de los candidatos, según la encuesta del Financial Times junto con la Universidad de Michigan Ross School of Business.

La serie de encuestas mensuales, realizada por primera vez en noviembre del año pasado, tiene como objetivo rastrear el sentimiento de los votantes sobre la economía en el período previo a las elecciones presidenciales.

La fortaleza de Trump en la encuesta de este mes se produce a pesar de que los votantes informaron algunas mejoras en sus circunstancias financieras personales y sus perspectivas para la economía en general, informó el diario.

La encuesta en línea de mil 6 votantes registrados en todo Estados Unidos se llevó a cabo del 2 al 5 de febrero por la organización Democratic strategists Global Strategy Group y la firma encuestadora republicana North Star Opinion Research. Tenía un margen de error de más o menos 3.1 puntos porcentuales.

Una semana ‘para el olvido’ de Joe Biden y el dilema sobre su estrategia rumbo a las elecciones
En una única y brutal semana, la paradoja fundamental de las comunicaciones de la campaña de reelección del presidente Joe Biden quedó al descubierto: si es mejor confrontar o ignorar a los medios de comunicación mientras las preocupaciones sobre su edad y agudeza dominan los titulares.

El equipo de Biden logró encontrar lo peor de ambos mundos, avivando las preocupaciones sobre cómo su campaña gestionará al presidente de 81 años durante los próximos nueve meses.

Primero, ocultaron a Biden ante la prensa, anunciando que se saltaría una entrevista tradicional del Super Bowl y optaría por no asistir a una conferencia de prensa junto al canciller alemán Olaf Scholz. Pero luego, una serie de pasos en falso en los que Biden confundió a líderes europeos fallecidos hace mucho tiempo con sus homólogos vivos amplificó las dudas sobre si sus asistentes mantenían al presidente envuelto en burbujas.

Luego, después de la publicación de un mordaz informe del Departamento de Justicia que citaba las “facultades disminuidas y la memoria defectuosa” de Biden (incluso cuando concluía que no se justificaban cargos penales), el presidente organizó apresuradamente una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Pero otra metedura de pata, al identificar al presidente egipcio Abdel Fattah el-Sisi como líder de México, sólo alimentó las mismas preocupaciones que motivaron la conferencia de prensa en primer lugar.

Los acontecimientos subrayan el desafío poco envidiable que enfrentan los asesores de Biden, quienes saben que cada desliz verbal puede exacerbar la mayor responsabilidad que enfrenta el presidente: los votantes que temen que no esté a la altura de la tarea.

Existe una tensión natural entre lo que una persona familiarizada con el pensamiento del equipo describió como una “estrategia de correr el tiempo” (intentar llegar a noviembre sin cometer grandes errores mientras se retrasan decisiones controvertidas) y tratar de mostrar que las preocupaciones son exageradas por haciendo a Biden más accesible.

Alrededor del 76 por ciento de los votantes, incluida la mitad de los demócratas, dijeron que estaban preocupados por la salud física y mental de Biden en una encuesta de NBC News publicada esta semana.

¿Cómo va a hacer Biden para acercarse a los jóvenes?
Los funcionarios dicen que a largo plazo están buscando ampliar su enfoque más allá de la burbuja mediática de Washington, particularmente llegando a los votantes más jóvenes que tienen más probabilidades de consumir información en plataformas como Snapchat y TikTok.

La Casa Blanca y el personal de campaña han modificado los eventos de Biden para hacerlos más adaptables a las audiencias digitales. Biden ha renunciado a los mítines tradicionales por entornos más íntimos en los que interactúa uno a uno con trabajadores sindicales o propietarios de empresas.

“El presidente Biden viaja por el país a un ritmo agresivo que a menudo excede los horarios de sus predecesores, hablando directamente con el pueblo estadounidense a través de una estrategia de comunicación que incluye todo lo anterior sobre cómo está luchando para hacer crecer la clase media y proteger nuestras libertades“, dijo Andrew Bates, portavoz de la Casa Blanca.

La administración ha invitado a creadores de contenido locales, con la esperanza de que se tomen selfies con el presidente y publiquen videos informales en las redes sociales. La oficina de estrategia digital de la Casa Blanca ha comenzado a involucrar a personas influyentes mediante la vista previa de noticias, ofreciendo entrevistas a funcionarios e invitando a creadores a fiestas.

Los asistentes de campaña dicen que el énfasis se extenderá a las decisiones financieras. En lugar de centrarse en la publicidad televisiva tradicional y las visitas a domicilio, el equipo de Biden planea invertir en un conjunto más diverso de oportunidades de divulgación.

“Tenemos que abrir la puerta a cómo el presidente pasa su tiempo y cómo usamos nosotros nuestro tiempo”, dijo Rob Flaherty, subdirector de campaña de Biden.

Los asistentes señalan que algunas de las apariciones recientes del presidente en podcasts, incluida una reunión con el comediante Conan O’Brien y una discusión sobre el duelo con el presentador de CNN Anderson Cooper, logran objetivos que tal vez no se puedan lograr a través de entrevistas tradicionales.

Una conversación tan suave podría ayudar a Biden a contrarrestar sutilmente la narrativa de que le falta agudeza al mostrarlo involucrado en conversaciones sustantivas y extensas.

Al mismo tiempo, los asesores de Biden dicen que quieren ser prudentes a la hora de colocar al presidente en entornos apolíticos. Los asesores dijeron que la decisión de saltarse la entrevista del Super Bowl no se debió a la preocupación de que Biden tropezara, sino a que no vieron una oportunidad de ganarse a los votantes más centrados en el juego.


https://www.elfinanciero.com.mx/mundo/2024/02/11/elecciones-en-estados-unidos-encuesta-donald-trump-lleva-ventaja-a-joe-biden-febrero-2024/

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado