Por qué los partidos del Mundial de Qatar son los más largos de la historia



En el Inglaterra-Irán se añadieron 24 minutos, después de que Collina anunciara que los árbitros sumarían tiempo hasta por las celebraciones de gol y que habría más revisiones de VAR


Tomado de: David Alvarez / El País

Dia de publicación: 2022-11-22


El primer tiempo del Inglaterra-Irán pareció no terminar nunca. Cuando llegó al minuto 45, las pantallas del estadio Ahmad bin Ali anunciaron 14 minutos de tiempo añadido. Y ahí se detuvo el cronómetro público. Casi un cuarto de hora sin referencias ni para el público ni para los jugadores de cuándo podría terminar aquello. En el partido inaugural, Qatar-Ecuador, se añadieron 10 minutos, 12 en el Senegal Países Bajos, 14 en el Estados Unidos-Gales, y 10 más en el segundo tiempo del Inglaterra-Irán. En total, 60 minutos de añadido en los cuatro primeros encuentros, un cuarto de hora de media. Así seguirá siendo a lo largo del torneo, y no se puede decir que no hayan avisado.

El viernes, Pierluigi Collina, presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA, compareció en Doha para anunciar los planes de su gremio para este Mundial. Esperen partidos de 100 minutos, anunció. Los organismos rectores llevan años preocupados por el tiempo efectivo de juego. En la Liga, por ejemplo, el balón está en marcha una media de 52 minutos por partido. La IFAB también ha estudiado el fenómeno, y ha introducido modificaciones para aligerar las paradas, como que los futbolistas sustituidos abandonen el campo por el punto que tengan más cerca.

Pero en Qatar, Collina ha incentivado que se exprima la meticulosidad. El viernes explicó que había instruido a los árbitros para que los añadidos en cada parte sean todo lo largos que consideren necesario. Van a vigilar hasta las celebraciones: “Si se marcan dos o tres goles, se pierden tres o cuatro minutos”, dijo el italiano.

En el Inglaterra-Irán, el más largo del Mundial hasta el momento, se anotaron ocho goles (6-2). Además, en el minuto 7 de la primera parte, el portero, Alireza Beiranvand, salió a despejar un centro lateral de los ingleses y chocó contra su compañero Majid Hosseini. El guardameta quedó varios minutos tendido sobre la hierba, sangrando por la nariz. Consiguieron taponarle la hemorragia, se levantó, se movió un poco por el área, y volvió a tirarse al césped. Entonces lo sustituyeron.

Ese partido, el segundo del campeonato, fue especialmente peculiar por el número de goles y por el percance del portero, pero, de acuerdo a los objetivos de los árbitros, en todos los encuentros se pueden esperar al menos esos 100 minutos anunciados por Collina. Porque las visitas del colegiado a la pantalla del VAR a pie de campo también van a ser más habituales. El comité de Collina ha transmitido a los árbitros de todas las federaciones que la intención de la FIFA es que no se les escape ni una sola jugada dudosa, de forma que deben estar preparados para que los llamen al monitor más de lo que acostumbran.

La FIFA cumplirá su objetivo de ofrecer más tiempo efectivo de juego, pero introduce un elemento de desorientación para los espectadores en los estadios: el cronómetro se detiene en el minuto 90. A partir de ahí, resulta imposible saber cómo de cerca se está del final, o de cuánto tiempo dispone un equipo para remontar, por ejemplo.


https://elpais.com/deportes/mundial-futbol/2022-11-22/por-que-los-partidos-del-mundial-de-qatar-son-los-mas-largos-de-la-historia.html

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado