Analizan en Cecut primer cementerio prehispánico localizado en Ónavas



Los restos encontrados corresponden a 60 individuos entre hombres y mujeres, que presentan deformación craneal intencional y algunos de ellos alteración y mutilación dentaria, prácticas bioculturales


Agencia AIMX

Dia de publicación: 2020-11-20


Tijuana, BC., (Agencia Informativa de México).- Los hallazgos arqueológicos del primer cementerio prehispánico en Sonora, fueron motivo de análisis y divulgación durante una conferencia organizada por el Centro Cultural Tijuana (Cecut).

Durante la conferencia mensual “Iraís Piñón” de la institución de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, la arquéologa Cristina García Moreno, investigadora del Centro INAH Sonora, ofreció la charla pública, transmitida por red social.

Denominada Prácticas funerarias en la comunidad prehispánica del valle de Ónavas, Sonora, en una sesión electrónica transmitida vía Facebook/cecut.mx, explicó que la zona mortuoria conocida como el Cementerio, fue habitado hace unos mil años aproximadamente.

Acompañada del coordinador del Programa de Pueblos Originarios y Comunidades del Cecut, Oswaldo Cuadra indicó que el sitio debió pertenecer a los antiguos Pimas, grupo que se asentó en la región entre los años 900 y 1300 de nuestra era. 

La mayor parte de los restos encontrados corresponden a 60 individuos entre hombres y mujeres, que presentan deformación craneal intencional y algunos de ellos alteración y mutilación dentaria, prácticas bioculturales.

Éstas, probablemente se entendían como un marcador de belleza o de rango social; todos los esqueletos encontrados tienen varias piezas dentales limadas e incluso en el caso de algunas mujeres se observa que se les retiraron los incisivos.

Precisó que limar los dientes era un marcador de ritos de iniciación a la vida adulta, frecuente en varones mayores a 15 años, con dientes permanentes. Rasgos similares se han encontrado en otros pueblos del occidente de México y en grupos prehispánicos del sur de Sinaloa y norte de Nayarit. 

Además, las osamentas encontradas estaban acompañadas de ornamentos elaborados con cuentas de conchas y caracoles marinos procedentes del Golfo de California; había también brazaletes, pendientes, narigueras, textiles y algunos artefactos de caza, y un individuo fue enterrado con un caparazón de tortuga, refirió. 

La conferencista subrayó el hecho de que “la mayor parte de los ornamentos y herramientas son conchas marinas que pertenecen al Mar de Cortés, que seguramente se manufacturaron en otra región y luego se llevaron al valle de Ónavas!.

También se localizaron piezas en forma de pulseras y collares con cuentas de turquesa que solo estaban colocadas en niños, lo que indica que los onaveños conocían y transitaban rutas de comunicación en un extenso territorio”. 

La especialista dijo que se reveló que “los niños onaveños ocupaban un lugar muy importante en esta sociedad de la que es posible conocer muchos aspectos a partir de sus tradiciones funerarias”. 

Al mostrar una ilustración de cómo se vería una familia de Ónavas con deformación craneana, concluyó que “por la datación de estos restos humanos vemos que estas mismas prácticas funerarias permanecieron por mucho tiempo y cuando los españoles llegaron a la zona, en 1622, muy probablemente aún se llevaban a cabo”.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=242228 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado