Inapesca: opacidad en protocolos pone en riesgo la pesca de algunas especies





Tomado de: Acustik Noticias

Dia de publicación: 2019-10-08


La pesca en México y la conservación de algunas especies marítimas está en peligro por la opacidad, la falta de protocolos y la desactualización de datos en la Carta Nacional de Pesca (CNP), un documento que emite el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) y permite la caza comercial de animales acuáticos.

De acuerdo con una auditoría pesquera realizada por Oceana, se reveló que el Inapesca ‘carece de protocolos de investigación definidos, así como criterios claros o transparentes para la investigación pesquera’.

Luego de la revisión hecha por Oceana a las instancias reguladoras de la pesca en México, se detalló que la CNP contiene datos que solamente han sido actualizados en cinco ocasiones, durante los últimos 20 años, pese a que la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (lgpas) establece que el Gobierno Federal, por medio del Inapesca, debe elaborar y actualizar cada año la Carta Nacional Pesquera.

La CNP es un documento de cumplimiento obligatorio, realizado por el Inapesca que brinda información de dónde, cuándo y cuánto se permite pescar en mares nacionales, sin alterar el equilibrio ecológico.

El cambio climático ha afectado las corrientes de las diversas especies marinas.

Además, la pesca industrial ha modificado y puesto en peligro de extinción diversos animales de las aguas de México, estos factores de riesgo no han sido debidamente actualizados en la CNP.

De acuerdo con la auditoría, dicha desactualización se traduce en una falta de criterios para la pesca y la investigación de las aguas nacionales.

Pedro Zapata, vicepresidente de Oceana México, explicó para Acustik Noticias que solamente el cuatro por ciento de las fichas contenidas en la CNP tienen datos públicos, ‘el resto carece de fuentes de información que se puedan verificar’.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que México tiene más de 11 mil kilómetros de litorales, donde trabajan cerca de 19 mil 119 organizaciones e industrias con más de 177 mil trabajadores dedicados a la acuicultura y pesca, principalmente de sardina, camarón, langostino y atún de aleta amarilla.

Los auditores pesqueros reiteran en el documento que ‘alrededor del 99 por ciento de las fichas de la CNP tiene un resumen incompleto y parcial de cada pesquería (problemática, estado y situación particular), lo que hace que la información no sea confiable y ponga en riesgo la extracción de recursos por falta de información’.

Tales errores, documentados por los activistas, podrían tener consecuencias en la vida de las especies.

En ese sentido, el pasado 20 de septiembre, la corvina blanca o totoaba, pez endémico que ha sido nombrado junto con la vaquita marina en peligro de extinción, fue declarada especie fuera de riesgo.

Diversas investigaciones periodísticas han revelado que existe un amplio mercado negro de la totoaba que es controlado por grupos de la delincuencia organizada en estados al norte del país, como Baja California.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad registra que en México hay 2 mil 692 especies de peces; 503 tipos de estrellas y erizos; 5 mil 387 especies de camarones y cangrejos; animales que van cambiado su ruta marítima y hábitat como consecuencia de la pesca industrial y el cambio climático; además, en el país cuenta con 318 tipos de medusas y corales, 268 esponjas, mil lombrices y gusanos marinos.

Por su parte, la CNP agrupa en 83 fichas informativas de la gestión y extracción de 735 especies, cada informe equivale a una pesquería en el país, de las cuales 52 son aprovechadas a su máxima capacidad.

De acuerdo con los documentos oficiales catorce pesquerías están en deterioro por sobreexplotación, solo once tienen potencial para incrementar su aprovechamiento y las seis restantes están en un estatus ‘desconocido’.

Los errores de transparencia y desactualizaciones tienen una cadena de consecuencias, en donde los principales afectados son las especies marinas y los pescadores. Por ejemplo, desde el 2000 no se ha actualizado la información sobre las poblaciones de pulpo, por lo que se trata de una ficha obsoleta.

Según la auditoría, 295 mil personas trabajan directamente en la pesca o en las pesquerías artesanales, este sector captura la mayor parte de las especies que carecen de información completa y están trabajando sin planes de manejo.

Debido a las irregularidades encontradas, el sector pesquero mexicano está en peligro de registrar grandes pérdidas desde el punto de vista económico.

Según el Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca 2017, el volumen total de pesca nacional es de alrededor de 2.15 millones de toneladas anuales. De este volumen, 1.47 millones; es decir, el 68.4 por ciento corresponden a pesca para consumo humano directo, de los cuales se obtienen un ingreso aproximado de 38 mil millones de pesos que van directo a los bolsillos de los pescadores.

También se advierten peligros desde el punto de vista ambiental, como la reducción o pérdida de especies acuáticas. Esto tendrá efectos sobre el funcionamiento de los ecosistemas, lo que terminaría por convertirse en una pérdida en los bienes y servicios que dependen del mar.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: https://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=224975 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *