Coves; las cosas no andan bien





César del Pardo Escalante/


Dia de publicación: 2024-02-12


En Urbi de Cajeme hay una persona que se dedica hacer negocio con la venta de viviendas y el cobro a los especuladores para realizar desalojos; en Huatabampo, otra persona se dedica amenazar, vender lotes, propiedad del estado y despojar; ambas personas se llaman Sara y con ellas trata Pedro Fontes director de Coves; veamos. 

A muchos les queda claro que el ingeniero Fontes es, digamos, nuevo, en los asuntos de movimientos sociales, esas limitaciones son comprensibles, pero tratemos los casos en mención; si hay 93 familias con escrituras debidamente registradas y estas familias acusan que una personas bajo amenazas les impide posesionarse de su propiedad, que incluso las “vende” o si otra persona legítimamente la está ocupando  la despoja ¿Cómo puede explicarle a las víctimas y a la opinión pública que lejos de reprobar los hechos las premie con escrituras? ¿Alguien puede decir una razón o una justificación?

Y lo que afirman las víctimas cuyas denuncias están probadasy reconocidas y aceptadas como reales por el director; y sin temor a equivocarme o sostener ante el Ing. Fontes, con pruebas contundentes; es decir no es una simple denuncia, es algo muy delicado plenamente comprobado ¿Por qué el señor Fontes toma estas decisiones tan desatinadas y delicadas como peligrosas?  ¿Él asume la responsabilidad?

En el caso de Urbi Villa del Real es otro caso tan parecido, que como diría el poeta del pueblo “no es lo mismo, pero es igual” ahí se acordó y se firmó una compra de 20 viviendas a un precio de 70 mil pesos; es decir casi el costo del techo y en lugar de comprarlas incumplieron el contrato y por otro lado compraron casas más caras al Infonavit porque ya tenían a las personas que cumplían puntaje que exige el Infonavit; es decir las compran medio baratas al Infonavit y la venden a un derechohabiente tal como lo hacen inmobiliarias, coyotes o especuladores de vivienda cuyo procedimiento para que se vea bonito le dicen “comercialización”.

¿Pero por qué no compraron las de Urbi de Cajeme y si compraron las más caras del Infonavit? Pues porque tenían quien las comprara y las otras están invadidas… así como pues.

Ahí también, además que quieren quedarse con las viviendas baratas para después venderlas; por lo menos así se demuestra porque llegan al insulto que una sola persona puede comprar hasta 10 viviendas cuando la lucha; a un precio que oscila en 100 mil pesos; es para ayudar a posesionarios vulnerables y no para que otros se dedican acaparar usando la resistencia social.

Estoy seguro; porque vi su preocupación; que el gobernador no tiene la información correcta de lo que está pasando, que incluso a quienes valoran sus propuestas de certeza jurídica en el sector de la vivienda son excluidos con razones inexplicables.

Lo cierto, es que, aunque Coves busca responsables, el asunto se complica aún más; creo que la nueva administración de Coves empezó mal y podría terminar peor; así no se resuelven los problemas sociales; se tiene que conocer los laberintos y las entrañas de los mismos y buscar las alianzas que permitan salidas pulcras, sin excluir, ni por cerca y ni por lejos, a las víctimas.

Hay que buscar entendimientos. La esperanza de mucha gente todavía esta intacta; y hay que cuidar la fuente de la esperanza.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=293539 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *