El “zafarrancho” en Vícam Pueblo



El gobernador Alfonso Durazo nombró como “zafarrancho” la agresión que recibieron las autoridades tradicionales de Vícam Pueblo, lo que a simple vista es un síntoma de la división profundizada que hay al interior de la Tribu Yaqui desde que entró el Plan de Justicia



Daliri Oropeza Alvarez/


Dia de publicación: 2022-11-23


Los integrantes del gobierno tradicional de Vícam Pueblo, uno de los ocho pueblos yaquis, estaban en una reunión de trabajo dentro de la oficina de la guardia. Gobernador, pueblo mayor, capitán, comandante y secretario esperaban que el excomandante regresara a devolver una camioneta después de ir a las Guasimitas.

Llegó la camioneta, pero no con las cantoras que el excomandante había dicho que recogería, sino con hombres yaquis armados con palos, machetes y bates. Llegaron a irrumpir en la reunión y a agredir directamente a las autoridades tradicionales.

Cuando los pobladores de Vícam Pueblo vieron esto, salieron de inmediato de sus casas a defender a sus autoridades, que recientemente nombraron en destitución de las anteriores.

“Nos asustamos y salimos a defender a nuestras autoridades”, describe en entrevista una mujer, habitante de Vícam Pueblo.

“Los agresores son de la comunidad también, algunos son las autoridades que fueron retiradas por no cumplir su juramento, están identificados, siguen aquí, siguen intimidando, pero nosotros no somos violentos, no queremos violencia, no vamos a responder igual, queremos justicia”, declaró ante medios locales Dianey Hernández, esposa de Germán Hurtado, comandante de Vícam Pueblo a quien le rompieron el brazo con un bat. Hubo cinco heridos más de gravedad.

“Fue un zafarrancho”, dijo el gobernador de Sonora, Alfonzo Durazo*.

Esta agresión directa que sufrieron las autoridades de Vícam Pueblo es consecuencia de una profundización en las divisiones entre miembros del Pueblo Yaqui. Antes de este evento, el 25 de septiembre de 2022, las autoridades eclesiásticas y la Tropa sustituyeron a las autoridades tradicionales, ante la molestia de las decisiones, firmas y opacidad con la que se han manejado con los trabajos del Plan y la relación con funcionarios del INPI.

Para realizar este artículo entrevisté off the record a habitantes de siete de los ocho pueblos yaquis quienes hablan de las divisiones y los consensos en sus Guardias Tradicionales desde que entró el Plan de Justicia.

Fernando Jiménez fue preso político entre 2014-2015 por luchar contra el Acueducto Independencia, acepta dar testimonio público de lo que sucede actualmente en territorio Yaqui.. Continúa con esta lucha por el agua y ha seguido con la defensa del Río Yaqui ahora con la entrada del Decreto del Distrito de Riego 018.

“Lo que provocó este plan de Justicia fue agudizar una división que ya existía pero ahora se agudizó más, porque este no es un gobierno incluyente y la justicia va a ser para los yaquis que debería ser para todos, no solo para unos cuantos”, asegura Fernando en entrevista.

Fernando tenía la esperanza de que AMLO cancelara el Acueducto Independencia que actualmente opera de manera ilegal a pesar de dos suspensiones en su contra. Como lo ve, el panorama se ha complicado.

En este año ha habido varias eventualidades con las autoridades de distintos pueblos yaquis:

Inició el año con una persecución y destitución ilegítima de algunas autoridades tradicionales de Pótam, Rahum y las autoridades eclesiales de Pótam por parte de Autoridades tradicionales de Torim. Esto después de que un juez suspendiera el decreto del Distrito 018 porque interpusieron un amparo y la tropa reviró en contra del INPI en la guardia tradicional de Pótam por el tema del agua.

En marzo, la tropa y las autoridades eclesiales de Torim destituyeron al secretario Patricio Varela por faltar a los rituales tradicionales y por la opacidad con la que llevaba las reuniones con el INPI. Incluso tiene que salir de Torim y vivir en otro lugar.

Este 25 de septiembre, la tropa y autoridades eclesiásticas destituyeron a las autoridades tradicionales de Vícam Pueblo con molestia y hartazgo de que no se presentaban a rendir cuentas, a informar lo pactado con el gobierno pues no se presentaron por tres domingos ante su tropa. Además, muchas personas se han sumado a la defensa del agua contra el Distrito 018.

Notificaron de la destitución a todas las instancias que tienen que ver con el plan de justicia, el INPI, la Conagua, Semarnat, Segob, Sedatu, gobiernos municipales, gobierno de Sonora que les notifican de recibido. Luego prohibieron las visitas de las autoridades del INPI ( Adelfo Regino y Hugo Aguilar).

Cabe recordar que en el Pueblo Yaqui los gobiernos del PRI promovieron un esquema de gobiernos duales a los tradicionales que nacieron con Manlio Fabio Beltrones, los cuales servían para que el gobierno tuviera yaquis afines y avanzaran sus megaproyectos. Hasta la fecha prevalece esta problemática de duplicidad de los gobiernos tradicionales (aunque no cuentan con iglesia, ni tropa, por lo tanto carecen de legitimidad) y este gobierno ha decidido continuar ocupando estas dualidades.

Vícam Pueblo ha sido epicentro de varias reuniones y encuentros con AMLO y con los integrantes de la comisión para llevar a cabo el plan de justicia, encabezada por Adelfo Regino, titular del INPI.

López Obrador decretó la creación del Distrito de Riego 018 el 28 de septiembre de 2021 en la guardia tradicional en cuestión: Vícam Pueblo.

La primera reunión del 2022 fue en este pueblo yaqui en cuestión: la guardia tradicional de Vícam Pueblo el 6 de febrero. El objetivo del gobierno era consolidar la construcción del acueducto yaqui y del Distrito de Riego 018. Ahí Adelfo Regino dijo “Uno de los valores más importantes que tiene la Nación Yaqui es la unidad”. En adelante en todos sus discursos y comunicados del año apela a la unidad de los yaquis y la unidad con el gobierno.

“El secretario del pueblo de Tórim, Jesús Patricio Varela Martínez, dio lectura a un documento suscrito por gobernadores, autoridades eclesiásticas y Tropa Yoremia, mediante el cual condenan la presentación de amparos promovidos por personas ajenas a la Nación Yaqui, con el objetivo de frenar la creación del Distrito de Riego 018”, asegura el INPI en un comunicado. En esa reunión, Varela pidió al presidente interceder contra los amparos que han puesto contra el Distrito 018, negando que fueran personas del pueblo yaqui quienes los interpusieron. Luego vino su destitución.

En el informe que dio Adelfo Regino en la visita del presidente AMLO en mayo a Cajeme, anunció entonces que el edificio de la Universidad del Pueblo Yaqui ya se había terminado y que esperaba que iniciaran las clases en septiembre del 2022. Cosa que no sucedió, lo que sí ha tenido en tensión a la Tribu es quien será rector o rectora de dicha Universidad y el profesor que estaba postulado, profesor hermano de Onésimo Buitimea, quien era de la guardia de Vicam Pueblo que destituyeron.

Fue en esa reunión de mayo donde AMLO pidió acelerar la entrega de tierras que exigen los yaquis. “Que cuando yo regrese este tema esté resuelto, voy a regresar en tres meses, el 21 de agosto, un domingo, ya quiero entregar las tierras, las 30 mil hectáreas, es un compromiso» , dijo.

El 21 de agosto hubo un evento para dar continuidad a la restitución de tierras en Rahum. Ahí, el titular del INPI dio a conocer que el gobierno ha destinado 350 millones de pesos en el rubro de tierra y territorio; en agua, nueve mil 203 millones y en bienestar integral alrededor mil 777 millones de pesos.

En septiembre, el gobierno realizó en el pueblo yaqui de Belem o Pitaya una reunión para conmemorar un año de la firma del plan de Justicia. En esta reunión, los tres niveles de gobierno firmaron convenio para la creación de la Universidad del Pueblo Yaqui.

La SEP dio a conocer que serán cuatro licenciaturas: Educación Comunitaria, Indígena e Intercultural; Medicina y Salud Comunitaria; Ingeniería en Procesos de Producción Sostenibles y Economía Social Comunitaria y Derechos Indígenas.

La Conagua dio a conocer que el acueducto yaqui tiene una inversión federal de aproximadamente dos mil 190 millones de pesos para hasta 2023 y tendrá 241.7 kilómetros de longitud.

Es el 29 de octubre que el presidente AMLO acude de nuevo a Belem o Pitaya al evento de restitución de 29 mil 241 hectáreas de tierras y en esta ocasión sólo pudieron entrar al podio las autoridades de dicho pueblo yaqui. No entraron los gobernadores de los otros 7 pueblos, como en eventos anteriores.

Las hectáreas restituidas están en este pueblo y quienes las conocen, saben que no son necesariamente las más fértiles para sembrar y no obedecen del todo a las exigencias históricas de restitución del territorio de acuerdo con los puntos naturales que lo enmarcan.

Desde que comenzaron las reuniones por el Plan de Justicia, habitantes de los ocho pueblos se han quejado de la entrada de los programas sociales a modo, como el de apoyo en la vivienda, las carreteras, e incluso molestias por los lugares donde han decidido ubicar las clínicas y la universidad. Por eso ven una justicia selectiva. Que le llega a quienes han estado cerca de los gobiernos tradicionales.

El malestar generalizado de la tropa es porque no se había visto con anterioridad que las autoridades tradicionales tuvieran dinero en una negociación con algún gobierno, dádivas o compensaciones, además de traer camionetas nuevas o de distintas remodelaciones que hubo a las guardias tradicionales o en sus propias casas o de sus familiares. A pesar de distintas solicitudes de información que se han hecho, el INPI no ha informado sobre las erogaciones a personas yaquis. Pobladores denuncian que no han respondido a sus solicitudes. Parece un secreto a voces que integrantes del INPI los han llevado a comer, beber o a casinos para comprarlos.

En el punto que probablemente haya consenso entre las tropas de los ocho pueblos respecto al Plan de Justicia es el del Acueducto Yaqui. Hay urgencia de agua potable en los ocho pueblos, ante la sequía del río. Aunque con la salida de Elena Burns de Conagua, el trámite queda vulnerable, al igual que la exigencia de que se cumpla la cuota mínima del Caudal Ecológico.

“No hay caudal ecológico (mínimo indispensable de agua), el río Yaqui muere lentamente, ya no hay especies de animales, las curanderas ya no encuentran sus plantas medicinales”, denuncia Fernando Jiménez.

El INPI, Semarnat, Segob y Conagua realizaron la consulta el 12 y 13 de marzo 2022 sin importar que toda la Tribu Yaqui se encontraba en su sagrado ritual de la Cuarejma.

Pocas personas asistieron ya que durante el tiempo de la Cuarejma Yaqui, de acuerdo con su tradición, el gobierno tradicional queda inactivo y no se pueden hacer reuniones en la guardia tradicional, pues quienes toman el control del gobierno son las autoridades eclesiásticas y danzantes, para llevar a cabo en su completud el ritual de la semana santa.

Las personas entrevistadas describen que quienes mayormente asistieron fueron los apegados al INPI. Fernando Jimenez recuerda que son por lo menos 45 mil yaquis contabilizados en Sonora, y no vieron representación de la tropa, por lo cual no consideran que tenga validez, no cree que en dos días consultaron a una parte representativa del Pueblo Yaqui.

El Acueducto Yaqui abastecerá de agua proveniente de la presa Álvaro Obregón (también conocida como Oviáchic) y consta de cuatro tramos de construcción. Deberá quedar concluido para diciembre de 2023.

Aarón Mastache Mondragón, subdirector general de Infraestructura Hidroagrícola de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) explicó que el proyecto cuenta con una inversión total de dos mil 191 millones de pesos y tendrá una longitud de 241 kilómetros.

“Nosotros no queremos más violencia”, dice Jiménez. El pueblo y la tropa yoreme identificó que eran las personas cercanas a la guardia destituida quienes fueron los agresores y, los denunciaron.

Fernando Jimenez recuerda que sus abuelos le han contado que las divisiones del pueblo yaqui comenzaron cuando, después de la esclavitud en las haciendas, muchos regresaron a territorio Yaqui a través de “la bola” o los grupos que se levantaron en la revolución o a través del ejército, pues se les veía con desconfianza.

Sin embargo, cuenta que en todas las guerras se han unido en los momentos en los que les toca luchar, en todas las batallas contra los gobiernos, menciona Francia, Estados Unidos, México, los pueblos yaquis se han unido para prevalecer en el tiempo y trascender esos despojos.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=274074 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *