A quemarlas con leña verde





Feliciano J. Espriella/


Dia de publicación: 2021-09-14


Un sacerdote de Monclova, Coahuila, identificado como Lázaro Hernández Soto, en su homilía dominical señaló que las mujeres que deciden abortar no sirven para nada “¿Por qué no matamos a la mamá?”, dijo.

Luego agregó: “No apoyen a las jóvenes matando a sus hijos para que dejen de estorbar y se diviertan, mejor maten a sus hijas para que ellas no estorben”. Éste deleznable individuo que denigra no sólo a la iglesia sino a todos los seres humanos, oficia en la iglesia “La Salle”, de la fronteriza población coahuilense.

La colectiva feministas Marea Verde - Altas Montañas señaló en redes sociales el discurso de odio y externó su preocupación por el mensaje que envía la iglesia católica en contra de las mujeres.
“Vamos a matar a los niños porque nos estorban. El niño no se puede defender ¿Por qué no matamos a la mamá? Una mujer que aborta ya no sirve para nada, está hueca moral, física y psicológica”, dijo textualmente Hernández Soto desde el púlpito de la iglesia.

Por su parte, como generalmente suele ocurrir, la diócesis de Saltillo salió en defensa del sacerdote y le comunicó al diario El Universal que los argumentos del sacerdote que han circulado profusamente por las redes están fuera de contexto  y lo que dijo fue a manera de ironía.

Pero si en realidad uno escucha atentamente la grabación, de ninguna manera se aprecia la ironía a que se refiere la jerarquía católica, sino más bien a una apología del feminicidio. Como si nos hiciera falta en este país, en el que el feminicidio ha tomado cartas de naturalización y las tendencias al incremento sistemático y constante datan ya de varios años.

La arenga del sacerdote ocurrió cuatro días después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) despenalizara el aborto voluntario como una garantía a las mujeres de decidir sobre su cuerpo sin ser criminalizadas, lo que asentó un precedente y un criterio obligatorio para el resto de los jueces del país. Y fueron precisamente acontecimientos en Coahuila los que originaron la postura de la SCJN frente al aborto.

Lamentablemente posturas como la del sacerdote coahuilense abundan a lo largo y ancho del país, y no son sólo los eclesiásticos. Hay muchísimos católicos con las más rancias creencias que tienen ideas similares o incluso más radicales y más perversas, quienes escudados en su delirante fe y un supuesto amparo de la divinidad, realizan cotidianamente acciones de la más alta y sofisticada crueldad a sus prójimos, a quienes a diario en los oficios prometen amar, y que por el efecto divino de la eucaristía se adjudican el derecho de juzgar.

Y no me lo han platicado. Lo he visto muy, pero muy de cerca. 

Esto apenas empieza y seguramente en el futuro inmediato veremos muchas manifestaciones similares y posiblemente peores, sobre todo de la iglesia católica, institución que desde hace años ha sido el acérrimo contrincante en las batallas que vienen librando las mujeres en la defensa de sus derechos humanos que son violados por las legislaciones, autoridades y grupos de la sociedad civil antiabortistas.

Lo único que le faltó al multicitado curita, fue sugerir la manera de ejecutar a las mujeres que abortaran, pero estoy seguro de que si viviéramos todavía en la época de la conquista, la recomendación sería: ‘quemarlas con leña verde’

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=255570 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *