Sentir y llorar la tierra



“Debes amar su arcilla que va en tus manosy si no, no la emprendas, que será en vanosolo el amor convierte en milagro el barro.Debes amar el tiempo de los intentosdebes amar la hora que nunca brillay si no, no pretendas tocar lo ciertosolo el amor engendra la maravillasolo el amor consigue encender lo muerto.”Silvio Rodríguez



Alejandro de la Torre/


Dia de publicación: 2021-07-21


El desasosiego se ha profundizado y sigue generando desesperanza.

Sangre, polvo y sol son los rasgos de nuestra comunidad, sufrida como nunca.

No hay ilusión, la contracción de la aspiración se dispersa, hay poco dinero en el grueso de la población que es el único mecanismo para obtener la sobrevivencia diaria. No hay interacción con el gobierno, a pesar de que 4 de cada 10 personas confíen en su funcionamiento. (2 de junio dixit.).

El gran problema de los moradores de nuestra localidad es la incapacidad y la dificultad de allegarse de lo más indispensable, todavía más, de los satisfactores básicos, todavía más del derecho a vivir bien y plenos.

Se ha deteriorado tanto la vida social que no se ve cercana la readmiración por sus atardeceres de colores, sus trigales profundos, su agua pura del Oviachic, su apacibilidad en las señoras de las calles, de sus nobles manos y brazos que labran la vida, de su olor de flores y tierra húmeda, de sus miles de pájaros que brincan y trinan en altos yucatecos, de su cielo azul del mediodía y del ruido de sus chicharras y grillos al anochecer, de la confianza e identificación colectiva que dejaron los viejos.

Corretear la liebre, el poco dinero, el codazo o el empujón, desplazan la integración y se pierde aún más al incorporarse a las necesidades nuevos integrantes que piden fuentes de ingreso y una posibilidad de vida estable.

La expectativa derrumbada por la deslealtad de gobiernos verticales y corruptos, la marginación en la toma de decisiones y la inexistencia de formatos inclusivos de gobernanza desde el espacio inmediato de la gente, que integre, que rescate, que haga un futuro visible.

Fluye la droga barata destruyendo la estabilidad menguada del poco ingreso y se desordena la convivencia hasta el grado de la violencia imparable y generada todavía más por los que extienden la mano corruptamente aceptando soborno para tolerar el mercadeo.

Un municipio en boca del Presidente, en boca del sistema nacional de seguridad, en oídos de los medios informativos de todo el país, en foco de la banda del cristal azul contra el blanco, exterminando vidas que dieron el mal paso por necesidad de dinero y después por habito de obtenerlo en mayor cantidad.

Un municipio donde los trabajadores de ambos sexos, ganan menos de 5 mil pesos mensuales y que con ese dinero pagado por maquiladoras y empresas trasnacionales, la economía local tiene que rasgarse con sus propias uñas y dientes.

Donde el campo agrícola no hace circular debidamente el ingreso por ser manejado por grupos empresariales rentadores de tierra y agua, que no hacen girar el ingreso entre la gente campesina.
Empleo menguado, ingreso esporádico y bajo, poco fomento de pequeña empresa, pandemia persistente, y tolerancia de las bandas de la droga, provocan esta situación de crisis económica insalvable por los apoyitos de López Obrador.

Esta tierra duele por su gran cantidad de asesinatos que alarman y no hay quien los detenga, no hay visos de que haya capacidad de control y estabilización, no hay esperanza todavía para alcanzar la paz, porque no hay proyección para alcanzar mejor economía.

Las calles destrozadas no solo en vialidad en más de 50 colonias donde viven 300 mil habitantes, que sufren este despedazadero y también de las rúas más céntricas que las sufrimos todos, y la desesperanza de que no se revertirá en el corto plazo este deterioro, hacen que se pierda la congruencia de la gente que volvió a votar por el Presidente.

¿Por qué llamas tanto la atención municipio? Al que Santos García Wikit te nombraba Baajtawéekáapo, tierra fértil. Por tus muertes, por tu muerte, por tus moribundos, por tu espíritu en letalidad, por tu historia actual de mortandad, por tu estela de insobrevivencia. 

Hace falta vida. Como canta Silvio Rodríguez: solo el amor engendra la maravilla, solo el amor convierte el milagro en barro.

Solo Cajeme puede salvar a Cajeme.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=253287 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado