La Universidad de Sonora y la nueva ley Orgánica





Dr. Carlos G. Palafox Moyers/


Dia de publicación: 2021-07-20


La Universidad de Sonora es y será un espacio de reflexión sobre los temas más controversiales a los que se enfrenta la sociedad; es además un lugar de análisis y de confrontación de ideas y diálogos, de respeto y tolerancia de muchos de sus integrantes, de fuertes críticas, pero también de propuestas serias y pertinentes.

 La Universidad de Sonora es el lugar donde los jóvenes de Sonora adquieren conocimiento científico, tecnológico, artístico, cultural y social para fortalecer y desarrollar su calidad humana y con ello el entorno social que lo rodea. También es, y debería de serlo con mayor intensidad, un vínculo constante de transmisión de conocimiento para la sociedad, especialmente para los sectores más desprotegidos de la comunidad como son los pescadores, campesinos, obreros, pequeños productores, población marginada, pueblos originarios, entre otros sectores. Y digo que debería ser porque   este es un proceso complejo donde intervienen diversos factores que dilatan o retardan la vinculación Universidad – Sociedad.

  Algunos de los factores, entre otros, que retardan este vínculo es el modelo de desarrollo social denominado neoliberal y, por otro lado, la ley número 4, Orgánica de la Universidad de Sonora o denominada Ley Beltrones. 

Primer factor; modelo neoliberal

El modelo de desarrollo implementada en México en la década de los ochenta y principios de los noventa dinamitó el trabajo colectivo y solidario no solo entre personas sino también en instituciones. Este modelo premia lo individual y castiga lo colectivo, impulsa el egoísmo como premisa para llegar a la cúspide de la pirámide social no importando valores y principios éticos que mantienen a la sociedad, el objetivo es llegar no importando las formas. 

Esta visión ideológica permeó por muchos años a todos los sectores de la sociedad incluyendo a las universidades públicas, por ello durante muchos años estuvimos trabajando de manera individual y no de manera colectiva, esto último sucedía siempre que había un desastre natural o tragedias colectivas y no de manera permanente.

 Además, uno de los ejes centrales del modelo es la restricción de los recursos financiero en términos de salarios y derechos sociales, especialmente para los trabajos y proyectos de servicio social comunitarios. Este modelo, entre otros factores, interrumpió el vínculo que se había establecido entre las universidades públicas y la sociedad en los periodos de 1950 a 1980. La Universidad estaba al servicio de la sociedad. Hoy la sociedad cuestiona y con justa razón la poca o nula vinculación que existe entre la Universidad y la sociedad.

 Sin embargo, desde hace tres años se transitó de un modelo de desarrollo basado en el mercado- modelo neoliberal- al del fortalecimiento del estado. El Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024 encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en el que se plantea…[. ] “una nueva visión del país, a través de proyectos y propuestas en materia económica, política, social y educativa que tienen por objeto generar políticas públicas que permitan al país romper la inercia de bajo crecimiento económico, incremento de la desigualdad social y económica y pérdida de bienestar para las familias mexicanas”.

La perspectiva del desarrollo sostenible en la Cuarta Transformación es un componente obligado de propuestas transversales educativas, energéticas, industriales, agrarias, de política exterior y sociales.

El modelo de desarrollo en México cambio de manera radical y la Universidad de Sonora sigue manteniendo su estructura sin plantear un diseño de política educativa y de vinculación social que exige el nuevo proyecto nación. No hay un proceso de articulación entre las propuestas del gobierno federal de la cuarta transformación y la Universidad de Sonora. También, es importante señalar que el proyecto de la cuarta transformación llegó a Sonora con el triunfo del Dr. Alfonso Durazo Montaño lo cual exige un trabajo más colaborativo de la institución educativa con el nuevo proyecto de transformación planteado por el gobernador electo. Supongo, más no lo sé de cierto, que los grupos cercanos a la actual Rectora Dra.Rita Plancarte debe de estar diseñando e incorporarlo al Plan de Desarrollo Institucional los ejes centrales del gobierno de la cuarta transformación a nivel federal y estatal, bajo la autonomía universitaria.

Segundo factor; ley Beltrones

El otro gran obstáculo, para el pleno desarrollo de la institución, es la ley número 4, Orgánica de la Universidad de Sonora o denominada Ley Beltrones. Este 25 de noviembre, del año en curso, se cumplen 30 años de implantación de la ley 4 propuesta por el exgobernador Beltrones La ley 4 borró todo vestigio de democracia y representación estudiantil en la Universidad, por otro lado, centraliza el poder en el Rector y sustituye al Consejo Universitario como máxima autoridad, por una Junta de Gobierno, conformada por una mayoría de integrantes no universitarios, totalmente ajenos al quehacer universitarios 

Además, genera una abultada burocracia que absorbe una parte importante de los recursos financieros y sobre todo es una ley que ha impuesto una forma de dirigir, al interior de la institución, estructuras de gobierno muy vertical y autoritaria afectando los derechos básicos de los universitarios. 

 También, propició que la administración universitaria conformara su proyecto de universidad sustentada en criterios nacionales e internacionales pero alejados de los problemas que se tienen en la región que cada vez impactan de manera negativa a la sociedad sonorense.

Hasta el día de hoy todos los sectores de la sociedad están de acuerdo que la ley ya se agoto y que es necesario implementar una nueva normatividad. Sin embargo, desde hace años un grupo de académicos ha venido trabajando en una propuesta de modificación de ley, además se han sumados los sindicatos universitarios y los diputados de Morena de tal manera que ya se tiene una iniciativa de ley que la podemos sintetizar de la siguiente manera: 

 1.- Desaparece la junta universitaria;
 2.- Se crea la Junta Hacendaria; 
3.- Se establece la no reelección del Rector y tampoco se permite la reelección de los directores de División y jefes de Departamento; 
4.- Se establecen los Consejos Departamentales.

Sin embargo, para reformar la Ley Orgánica 4 de la Alma Mater, es necesario realizar una consulta amplia donde participen los estudiantes, maestros, investigadores, autoridades académicas y sectores productivos para diseñar la universidad del futuro que requiere el desarrollo económico y social de Sonora

La Dra. Plancarte Martínez, rectora electa en la Universidad de Sonora, se pronunció a favor de una reforma en la Ley Orgánica Número Cuatro, que emane de una consulta amplia a todos los miembros de la máxima casa de estudios. Esperemos que este compromiso se cumpla, en el sentido en el que se han pronunciados grandes sectores de la comunidad universitaria, por el bien de la Universidad de Sonora. Se puede lograr una universidad democrática, participativa con equidad de género, además de mantener los indicadores solicitados por la secretaria de Educación y sobre todo generar indicadores sociales que permitan medir los niveles de vinculación de la Institución con los sectores de la población mas desprotegidos. 

 En la próxima entrega se abordara la excesiva burocracia de la administración  central y académica así como algunas propuesta  que se pueden incorporar reforma de la ley 4.

 Carlos Germán Palafox Moyers
Docente e investigador del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y presidente del Observatorio Ciudadano de Seguridad y Convivencia del Estado de Sonora.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=253234 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado