El extenuante oficio de ser oposición





Feliciano J. Espriella/


Dia de publicación: 2021-04-30


Hace un par de días esta columna la titulé como ‘el  cómodo oficio de ser oposición’, en dicha publicación abordé el tema ejemplificando con políticos que entienden su participación en las filas de la oposición a los partidos gobernantes, desde la óptica de criticar todo lo que hacen los opositores, de bloquear todas las acciones que emprenden y en síntesis, sin importar la conveniencia y beneficios de la población, hacer fracasar a los gobernantes en turno

Es el lado fácil y cómodo por el que desafortunadamente optan la mayor parte de los militantes de los partidos políticos de oposición. Es de sobra conocido que es más fácil, destruir que construir, pero también más nocivo.

En esta ocasión, el tema lo abordaré desde la óptica contraria, la de las personas que entienden que la política es una noble actividad cuyo objetivo primario es participar en el bien común, promover el desarrollo de sus comunidades, engrandecer sus regiones y, sobre todo, coadyuvar a que la calidad de vida de la población, sea la mejor posible dentro del entorno de sus limitaciones y fortalezas.

Estos son políticos íntegros, sanos, honestos y, aunque tambien son los menos, cuando llegan al poder compensan con creces el daño de sus antecesores y corrigen las anomalías que dejaron a su paso por el gobierno.

Características de políticos íntegros

Los políticos íntegros buscan el poder para servir, no para servirse. Ganan en los procesos electorales por medio de convencer a los votantes que les favorezcan con sus preferencia por ser mejores que sus contendientes y nunca porque son ‘menos peores’.

Ofrecen en sus campañas construir y mejorar, no sólo destruir lo que a su manera de ver las cosas está mal. Tienen proyectos para mejorar las condiciones de su comunidad que han realizado mediante estudios y análisis serios, y no se enfocan sólo en hacer promesas de lo que estiman que a sus electores les gustaría escuchar, las cuales, en la mayoría de las ocasiones son irrealizable y nunca se materializan.

Escalan en su carrera por méritos personales y no por medio de padrinazgos, traiciones o engaños, por ello su ascenso suele ser más lento, y a veces truncado por quienes ven en la honestidad un riesgo para sus propósitos personalistas.

Cuando critican los vicios de los gobernantes, lo hacen con pruebas que demuestran sus acusaciones y, lo más significativo, sin importar las filiaciones partidarias de los acusados. Por ello, a veces, se erigen en fiscales de sus propios compañeros, aún a riesgo de ser etiquetados como desleales o traidores.

Son idelistas pero con los pies bien plantados en el suelo y nunca ponen sus intereses personales por encima de los intereses de la sociedad.

Son coloquialmente hablando, garbanzos de a libra, que afortunadamente en nuestro país están floreciendo, gracias principalmente a los cambios que se han generado en los últimos tiempos, entre los que destacan los provenientes de las nuevas tecnologías en las comunicaciones.

Y me parece que afortunadamente va a seguir creciendo geométricamentes en los terrenos de la política, la participación de jóvenes que están emergiendo con el ímpetu caracteríztico de las edades tempranas y con ideales superiores a la sola búsqueda del poder por el poder.

Para las próximas elecciones que ya están a la vuelta de la esquina, algunos partidos han virtualmente desenterrado algunos cadáveres políticos entre los que sobresalen varios que hicieron del abuso del poder una doctrina, de la corrupción un dogma de fe y de la impunidad su cobijo. 

Seguramente algunos llegarán de nuevo a medrar como ha sido su camino hasta convertirse en costumbre, pues han sido colocados en posiciones en las que es materialmente imposible que no lo hagan.

Pero, también estarán participando en cantidades cada vez mayores, ciudadanos de nuevo ingreso a la política y muchos jóvenes que, más allá del partido que los postula, son la esperanza de que los cambios que requiere el país, lleguen más rápido y los veamos más pronto.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=249576 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *