La Octava, más de lo mismo





Feliciano J. Espriella/


Dia de publicación: 2021-04-07


Continuando con el tema de la libertad de prensa que traté en la entrega del lunes, en el que el argumento central se refiere a la censura que al periodismo y a los periodistas se ejerce desde el interior de los mismos medios, en esta columna ejemplificaré con un caso presente y aún vigente, en el que, según las evidencias, una sutil censura ha venido paulatinamente resquebrajando el proyecto.

El 31 de octubre de 2019, el Grupo Radio Centro inició una nueva etapa para su grupo: le dio vida a un proyecto que denominó ‘La Octava’, un esfuerzo multimedia tanto en YouTube, como en radio y televisión. Asignó para el proyecto a su radiodifusora 88.1, un canal de YouTube y el canal 8.1 de TV abierta.

La amplia difusión del proyecto en el que se destacó una programación con figuras muy prestigiadas del periodismo, con sólida reputación en los medios de comunicación y reconocidas por haber ejercido la profesión con total libertad, hacían que se avizorara un nuevo paradigma para la difusión de ideas y presentación de contenidos en el medio. Los hechos fueron los siguientes:

Se hizo una alianza con Carmen Aristegui para transmitir vía radio su programa noticioso que venía desde hacía algún tiempo transmitiendo por redes sociales. 

Se contrató a Julio Hernández López, más conocido en el ámbito periodístico como ‘Julio Astillero’, de director de noticias y se le concedió un espacio de opinión de dos horas diarias en la radio a medio día.

Inició un espacio informativo matutino a la conocida comunicadora y actriz Fernanda Tapia.

Iniciaron un espacio informativo y de opinión vespertino los periodistas y escritores Alejandro Paéz Varela y Álvaro Delgado, al que bautizaron como ‘Los periodistas’

Inició un espacio informativo y de opinión nocturno Vicente Serrano, muy importante influencer y uno de los más connotados YouTubers. Su programa lo nombró ‘Éntrale sin Miedo’.

Todas estas figuras que se han hecho de un fuerte prestigio como periodistas, el cual se sustenta en el ejercicio de la comunicación en total libertad, seguramente en los convenios con la empresa estipularon el absoluto respeto al diseño y conducción de sus espacios, lo cual, por los resultados a la fecha, es evidente que la empresa no respetó.

De toda esta pléyade de comunicadores libres, actualmente sólo Carmen Aristegui continúa en la programación de La Octava, quien de hecho no forma parte del consorcio, sino que éste, transmite su programa a través de radio y recientemente televisión, del cual es dueña absoluta y por lo tanto maneja sin permitir ninguna injerencia. Si no, probablemente también los habría abandonado.

Fuero saliendo paulatinamente. Primero Vicente Serrano cuando apenas había cumplido unas cuantas semanas se separó de la empresa y la programación; poco tiempo después Julio Hernández dejó la dirección de noticieros y continuó, aunque por poco tiempo con su programa; hace unos meses Fernanda Tapia se fue, como ella misma lo diría, con su música a otra parte y, hará apenas un par de semanas lo hicieron Álvaro Delgado y Alejandro Paéz Varela.

Curiosamente, este último hecho se dio unos cuantos días después de que Álvaro publicó en el espacio informativo que tiene en el portal sinembargo.mx, un reportaje en el que desnudó al programa creado con el evidente fin de golpear al presidente y la cuatroté, de nombre Latinus y ´presuntamente’ creado por los payasos Carlos Loret de Mola y Brozo.

En dicho reportaje, el cual coincidentemente fue publicado unos días después de que Álvaro Delgado renunciara a la Revista Proceso después de colaborar en ella por 26 años, el periodista da pelos y señales de los políticos que están detrás de los payasos.

Ninguno de los periodistas a su salida de La Octava hizo declaraciones relativas a los motivos que originaron sus renuncias, muestra clara de profesionalismo e integridad. Sin embargo, las palabras de despedida de Alejandro Paéz, sutilmente evidencian censura: 

En esa ocasión el periodista dijo que, por encima de todo, el reconocimiento era para quienes los escucharon a diario. Y añadió: Gracias, han provocado una transformación en nosotros, hemos aprendido de ustedes y hemos encontrado que la fidelidad tiene sentido si es con la audiencia.

Qué frase tan fuerte: LA FIDELIDAD TIENE SENTIDO SI ES CON LA AUDIENCIA. Pero, por si fuera poco, como el mejor de los toreros, asestó una certera y fatal estocada. A sus palabras anteriores añadió:

Cada crisis que ha vivido la prensa en su historia es porque se vuelve cortesana, asiste a las fiestas del poder y pierde contacto con el suelo, con la realidad. Queremos seguir con los pies en el suelo, mantener nuestra independencia y libertad, y eso haremos, así sea desde una banqueta, con un foco y un celular vamos a seguir transmitiendo

Afortunadamente su programa, Los Periodistas, no murió. Lo siguen transmitiendo de lunes a viernes por YouTube, de las 4:00 a las 6:00 pm en el canal Sin Embargo al Aire.

Por hoy fue todo. Gracias por su tolerancia y hasta la próxima.

Twitter: @fjespriella


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=248438 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado