Alianza para retomar “el camino correcto”





Abrahám García Ibarra/


Dia de publicación: 2020-07-31


El camino correcto, es el sendero empedrado por los tecnócratas neoliberales desde 1982, en cuya ruta se perforaron profundos socavones donde se rompió el tejido social. No se producen aún concreto y varilla bastantes para taparlos.

Sobran los topógrafos y oceanógrafos que quieren trazar una nueva carta de navegación para México, pero todos creen tener el modelo infalible y no logran concretar una iniciativa  catalizadora, unitaria y factible.

Por ahí, aparecen los notables que postulan corregir el rumbo y recuperar el pluralismo político y el equilibrio de poderes. Después de casi medio siglo, les cayó el veinte a partir del campanazo electoral   del 1 de julio de 2018.

En estos días de crisis sanitaria -resultado natural  de la continua crisis económica-, esos notables reparan en que se ha utilizado la pandemia para acelerar la demolición del Estado y el control del poder. Pero, ¿de qué Estado hablan? Sospechamos que se refieren al Estado neoliberal, precisamente contra el que se pronunció la revolución electoral pacífica del 18.

Está abierto el piso de remates electoral, ¿ya tiene usted alianza?

Desde antes del Covid-19, aparecieron convocatorias a formar frentes amplios y coaliciones contra la 4-T. El llamado de los notables, es a una alianza para asegurar en 2021 la Cámara de Diputados y su papel de contrapeso constitucional.

Puesto que se trata de restaurar el pluralismo político, todas las voces nos parecen legales y legítimas. No faltaba más. La defensa de las instituciones es irreprochable.

La cuestión, es que la convocatoria comentada es suscrita por un directorio en el que aparecen un intelectual mutante y otro que brega desde hace décadas por la democracia sin adjetivos, sin precisar sus objetivos universalmente aceptables y aceptados, como corresponde a una democracia medianamente razonable.

Les siguen por orden de aparición, un tránsfuga del PRI y del PRD de la izquierda políticamente correcta; uno más del PRD y del Partido del Trabajo, concesionado en su oportunidad por Carlos Salinas de Gortari.

Estampan su rúbrica dos secretarios encargados de despacho con el panista Vicente Fox; uno que lo fue del priista Ernesto Zedillo Ponce de León -el que embargó la factura petrolera- y director general de Pemex con el también panista Felipe Calderón. Aquél que dio constancia de mayoría a Fox y agrega su firma un Chicago boy.

Es todo un milagro mexicano que una alianza tenga como tributarios a tantos partidos y emisarios de cuatro administraciones federales pretéritas.

En eso de impedir la demolición del Estado, no se vale aquello de que, con esos bueyes hay que arar. Es cuanto.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=237294 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Lo más comentado