Surcando los mares de la historia





Arturo Soto Munguía/


Dia de publicación: 2020-01-11


Abordar el Astoria es, más allá de un viaje por los mares del mundo, un viaje por la historia.

Construido en los astilleros de Suecia en 1948, es el crucero más antiguo en el mundo, aunque el Sea Cloud, velero construido en 1931 le dispute ese galardón, con la salvedad de que se trata de embarcaciones distintas en su concepto.

Bautizado como Stockholm, esta embarcación de 160 metros de eslora protagonizó el histórico hundimiento del trasatlántico Andrea Doria en las costas de Nueva York, al colisionar debido a un espeso banco de niebla que impidió la visibilidad y a errores en las observaciones del radar.

El Stockholm iba hacia Europa y el Andrea Doria venía de Gibraltar. Este último no soportó la colisión y se hundió dejando un saldo de 45 víctimas; el Stockholm, con su pesada proa rompehielo dañada, alcanzó a regresar al puerto, donde fue reparado después de tres meses. El episodio es señero en la historia de la navegación mundial.

Desde entonces a la fecha ha cambiado 11 veces de nombre y varias veces de propietarios. En 2008, durante una travesía hacia Australia, pudo escapar de un ataque de piratas gracias a sus cañones de agua a alta presión y al apoyo de un avión de la patrulla marítima.

Esa emblemática embarcación, operada por la compañía Cruise and Maritime Voyagers partió ayer desde las aguas de Puerto Peñasco para recorrer con sus 500 pasajeros y 200 tripulantes a bordo el llamado Acuario del Mundo, con surcando durante once días sus aguas hasta Mazatlán, pasando por Topolobampo, y regresando por la costa bajacalifoniana haciendo escala en Cabo San Lucas, La Paz, Loreto y Santa Rosalía, para regresar a costas sonorenses en Guaymas y culminar su travesía en Puerto Peñasco.

Serán tres viajes –de los cuales ya se han agotado los boletos para dos, y el tercero se encuentra en un 90 por ciento ocupado-, los que el Astoria realice por el Mar de Cortés; el próximo saldrá el 20 de enero y el siguiente el 31 de este mismo mes y en conjunto dejarán una derrama económica de 190 millones de pesos.

Los incidentes en los que ha participado el Astoria son cosa del pasado, y en el Mar de Cortés, de acuerdo con el capitán de la embarcación están dadas todas las condiciones de seguridad. De hecho, afirmó que es el viaje más seguro y cómodo, ya que no existe el tráfico intenso que hay en otros recorridos, como el del Mar Mediterráneo.

En un recorrido que hicimos por el crucero pudimos constatar el impecable estado en que se encuentra después de un gran trabajo de modernización y remodelación. Cuenta con bares y casino, salón de belleza, cine, jacuzzi, capilla, restaurantes, tiendas, ascensores, biblioteca, teatro, discoteca, spa, sala de juegos, bodas a bordo, acceso a internet, lavandería automática y sala de exposiciones, entre otros servicios.

II

Fue un día de fiesta ayer en Puerto Peñasco, donde la gobernadora Claudia Pavlovich dio el banderazo de salida acompañada del alcalde Ernesto “Kiko” Munro; el vicepresidente de la compañía Naviera John Dennis, autoridades civiles y militares, así como pasajeros y habitantes del lugar que se dieron cita para atestiguar este histórico momento.

Histórico, pues aunque otros cruceros ya han surcado las aguas del Mar de Cortés, este es el primero que tiene como origen y destino un puerto sonorense, abriendo con ello la puerta a la llegada de nuevas embarcaciones de este tipo que sin duda contribuyen a fortalecer el sector turismo, el segundo más importante económicamente, después del sector de la construcción.

La llegada del Astoria comenzó a planearse hace poco más de dos años y en esas negociaciones fue pieza clave el secretario de Economía, Jorge Vidal Ahumada, que se ha destacado como un excelente interlocutor con el sector privado y los alcaldes del estado.

III

Pero como nunca falta el prietito en el arroz, nunca como ayer se echó de menos el Home Port, un gran proyecto que inició en el gobierno de Eduardo Bours y que Guillermo Padrés se encargó de destruir por la vía de la corrupción y los malos manejos.

El 11 de enero de 2014, Padrés declaró que el Home Port estaría operando en 2015 y atendiendo a medio millón de cruceristas, pero lo cierto es que su comisionado de Turismo, Javier Tapia Camou intentó, al modo padrecista, extorsionar a la empresa ganadora de la licitación para que además de los rigurosos moches, sólo contrataran proveedores de la entera confianza del gobernador.

Esto lo denunció en su momento el empresario William Garduza Urgell, director general de la empresa Infraestructura y Proyectos Industriales Diamantes, ganadora de la licitación respectiva.

Entre 2013 y 2014 se aplicaron en esa obra 490 millones de pesos aportados por el gobierno federal. Según declaraciones del propio Tapia Camou en aquel momento, para 2015 se esperaban otros 300 millones de pesos, para concluir en 2016 con 600 millones más.

Desde luego, el gobierno federal le vio las orejas al lobo y suspendió el flujo de recursos.

El Home Port es un proyecto que consta de una escollera, una plataforma para edificaciones, un muelle de cruceros, una avenida de acceso y un malecón peatonal con playa ganada al mar.

Cualquiera que visite el sitio en que comenzó ese proyecto se dará cuenta de que sólo hay un poco de obra negra en el lugar. Del dinero, de Javier Tapia, Padrés y La Camelia nunca más se supo nada, como en el famoso corrido.

Y ese es un tema que se está tratando en estos momentos, para convencer al gobierno federal de que debe retomar el proyecto e invertir recursos en él, pues el crucerismo en el Mar de Cortés tiene un enorme potencial.

De hecho, el Astoria fue anclado a un kilómetro mar adentro, pues no hay la infraestructura para su atraque en Puerto Peñasco. Los pasajeros tuvieron que ser llevados en otra embarcación para su abordaje y eso, en serio, no aporta competitividad al proyecto.

IV

Bueno, y con esta columna retomamos el ritmo de la grilla en este 2020 llenos de buenos deseos y nubarrones, es decir, todo normal.

Asistimos por estos días a un debate inducido, aunque válido, a propósito de las prioridades del gobierno municipal de Hermosillo que, como el resto de los gobiernos en los municipios ‘grandes’ del estado, pasan por momentos críticos en materia de infraestructura urbana y escasez de recursos.

En el “fuera máscaras” hay que decir que la campaña para inducir a la opinión pública a manifestarse a favor de la cancelación de las Fiestas del Pitic, para orientar los recursos que se destinan a ese evento, a trabajos de pavimentación, viene del PAN.

Más específicamente, de un PAN dolido, desarticulado, jodido especialmente porque en Hermosillo, una de las suyas gobierna la ciudad, pero bajo los colores de Morena.

Es hasta cómico ver en redes sociales la disputa entre cuentas falsas (trolls) –porque en sus cuentas reales no se animan a entrarle al debate, no vaya a ser que no los inviten a la próxima carne asada del Güero Nieves-, dándose con todo, aunque luego aparezcan abrazaditos en las celebraciones a la pluralidad.

No. Las Fiestas del Pitic no deben desaparecer. Si la ciudad entra en la disyuntiva de elegir entre un evento cultural y la reparación de unas calles, ya podemos decretar el fracaso como ciudad, como ciudadanos. Aún no hemos llegado a ese momento, pero estamos a nada. Aguas.

 
También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=228541 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *