Paquete Económico 2020





Dr. Carlos G. Palafox Moyers/


Dia de publicación: 2019-09-09


Se presenta un Paquete  Económico con absoluta disciplina fiscal; no se incrementa la deuda pública ni tampoco se incrementan los impuestos; presenta una reducción en el gasto no programable; no se gasta más de lo que se tiene. Seguramente el paquete económico 2020 mandará un mensaje de confianza a inversionistas nacionales y extranjeros.

Este domingo 8 de septiembre, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entrego a la Cámara de Diputados su proyecto de gasto para el ejercicio fiscal 2020, que es parte del Paquete Económico que se presenta cada año. ¿Pero que es el paquete económico?

Es el conjunto de proyectos en materia de política hacendaria, ingresos y egresos que sirve para el funcionamiento del sector público. Se compone de tres elementos:

1. Criterios Generales de Política Económica: lo referente a tasas de interés, inflación, perspectiva de crecimiento, y las variables macroeconómicas más importantes.

2. Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF): la norma que plantea cómo se obtendrá dinero, sea por impuestos o por rubros como la venta de petróleo.

3. Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF): la guía que define cómo se repartirá el dinero.

Es importante señalar que el nuevo gobierno  heredó una situación económica muy difícil  y el paquete económico 2019   se realizó con la visión del gobierno de Peña Nieto. Se trata del primer paquete totalmente elaborado por el actual gobierno con el sello de austeridad, honestidad y combate a la corrupción. El objetivo del gobierno es procurar el “bienestar de las personas, privilegiando el gasto social, en seguridad y el fortalecimiento del sector energético” señala el documento.

Hasta el momento todo parece indicar que el titular de la SHCP y su equipo tienen muy claro el compromiso de mantener la responsabilidad fiscal y marco macroeconómico estable como condiciones necesarias para generar crecimiento.  Lo que se plantea es  racionalidad del gasto, cumplimiento de los requerimientos de la deuda pública y el anuncio –en el primer trimestre de 2020– de un programa anticíclico de fomento a la economía que habrán de elaborar en conjunto los actores que convergen en esa actividad.

El próximo año, el gobierno federal estima un gasto por 6.1 billones de pesos e ingresos por el mismo monto, 0.8 por ciento mayor al de 2019. 

Al interior del gasto, se proyecta que él gasto no programable se ubique en un billón 701.1 millones de pesos en 2020, lo que representa una disminución de 2.8 por ciento real con respecto a lo aprobado en 2019; mientras que el gasto programable devengado se estima en 4 billones 395.2 mil millones, 2.3 por ciento mayor respecto de lo aprobado el año anterior. Es importante señalar que el gasto no programable del gobierno federal es aquel que usa para financiar el pago de sus obligaciones y el gasto programable es aquel que usa el gobierno para proveer bienes y servicios a la población, así como el gasto en programas sociales y todo aquello necesario para la operación de las instituciones gubernamentales.

 Del total de gasto se destinarán 665 mil millones de pesos dedicados al grave problema de pensiones que se vive en México. Por otra parte, se asignaron 944 mil millones de pesos dedicados a participaciones para las entidades, en conjunto son alrededor de 1.9 billones de pesos de gasto federalizado, casi un tercio de todo el Presupuesto de Egresos va para estados y municipios. El otro pilar del modelo s  Petróleos Mexicano  se le dará un estímulo de 86 mil millones de pesos.

El documento estima que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2020 será de 1.4 por ciento (360 mil millones de pesos), y del Presupuesto de Egresos de Federación (PPEF), se espera, crezca en el mismo porcentaje que la inflación, que podría ubicarse entre 2 y 3 por ciento anual. La   inflación, se estima que este año cierre en 3,2 por ciento y que en 2020 se ubique en 3 por ciento. Para 2019 se considera que el precio promedio de la mezcla mexicana de petróleo sea de 55 dólares por barril (dpb), para 2020 que esta caiga a 49 dpb. El tipo de cambio cerrará este año en 19.80 y se espera que en 2020 el tipo de cambio sea de veinte pesos por dólar. La tasa de interés cerrará el 2019 en 7.8% y para el 2020 se estima en 7.1%.

 En  línea con el compromiso con la “disciplina fiscal”, se estima que para 2020 se alcance un superávit --ingresos menos gastos- en el balance primario de 0.7 por ciento del PIB, por debajo del estimado de 1.3 por ciento que contemplaba la dependencia en los PreCriterios de Política Económica.

El programa anticíclico,  contempla generar esquemas de inversión con la iniciativa privada para detonar proyectos regionales que tengan viabilidad. Los secto¬res privado, social y público tendrán capacidad de aportar contenidos al citado programa.

Una de las vertientes fiscales será el combate a la evasión. Las acciones contra los evasores, no implica la creación de nuevos impuestos, ni mucho menos aumentar las tasas de IVA e ISR. En el paquete aparecen seis iniciativas de leyes fiscales que tendrán como objetivo aumentar los ingresos presupuestarios para el 2020.Las iniciativas plantearán ajustes a las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR), Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y Ley Federal de Derechos (LFD), Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos (LISH), así como al Código Fiscal de la Federación (CFF). Estas iniciativas buscan hacer modificaciones para aumentar la recaudación de ingresos, pero ello no implicará aumentar o crear nuevos impuestos.

El  gobierno de López O. tiene grandes planes en cuestión de inversión en infraestructura y gasto público para programas sociales que, en el papel, serían soportados con un mejor ejercicio del gasto y el combate a la corrupción.

Si los ahorros planeados no son los esperados, el nuevo gobierno tendrá una encrucijada importante: posponer los fuertes incrementos en el gasto para programas sociales y la inversión en proyectos de cuestionable rentabilidad (como las refinerías o el Tren Maya), o incrementar el déficit público.

El eje el paquete económico  estarán enmarcadas en tres  prioridades a respaldar: el rescate de Pemex, seguridad pública y política de bienestar.

Desde 2016 los sectores más golpeados en la proyección del gasto público anual han resultado la educación, campo, agua, salud, cultura, obra pública e inversión en infraestructura. Por tal razón, la administración federal pretende alcanzar un equilibrio presupuestario en dichos rubros.

El gasto total en 2020 será de 6.05 billones de pesos; los ingresos, de 5.51 billones. Las finanzas públicas tendrán el próximo año déficit de $547,180 millones, 2.1% del PIB. 

  Lo que resalta en este paquete es que el  gobierno  seguirá costando menos a los mexicanos, además invita al Sector Privado a la inversión productiva, para que las transferencias sociales se transformen en consumo sostenido pero más, en posibilidad de empleo real e inversión. Una posibilidad que debe ser aprovechada, sino el inversionista extranjero la  realizará, sobre todo en países europeos donde la tasa de interés es cero o negativa.

Dr. Carlos Germán Palafox Moyers
Investigador y Docente del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y Consejero del Observatorio de Convivencia y Seguridad del Estado de Sonora (OCSES).



AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=223802 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



José Ruiz

Excelente Análisis del programa Econ. 2020 Maestro Palafox. Muy interesante y sobre todo muy bien elaborado, ¡Enhorabuena! mis mas sinceras felicitaciones por tan buen trabajo.

2019-09-10

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *