¿Los fondos buitre generarían una batalla legal contra AMLO por los bonos del nuevo Aeropuerto?



En 2006 Argentina se volvió un caso emblemático tras el intento de reestructurar deuda en los mercados financieros. ¿Podría replicarse?

Tomado de: Redacción / La Politica online

Dia de publicación: 2018-12-05


La estrategia que implementó Carlos Urzúa de recomprar los bonos del Nuevo Aeropuerto (AICM), a fin de mitigar la deuda con inversionistas por la cancelación de este proyecto, se tomó con mesura por parte de los jugadores del mercado y en 20 días sabremos si logró los objetivos. De no ser así, son varios los riesgos que enfrentaría el futuro Gobierno, algunos ya miran con preocupación que uno de ellos sea el asecho de los fondos buitre. 

En la memoria de varios está la experiencia argentina. Es la historia que relata cómo los fondos buitres pueden aprovecharse de un país. ¿Podría suceder en México? La estrategia que implementó Argentina en 2001 para hacer frente a su deuda derivó en una guerra de años con estos fondos, resultando en un fallo poco favorable para aquel país. 

¿Cuáles son los riesgos si AMLO no logra recomprar los bonos del nuevo Aeropuerto?

El Gobierno argentino cerraba el 2001 con la noticia de que le era imposible cumplir con pagos por hasta 132,000 millones de dólares en préstamos, enfrentando una muy fuerte depresión económica, entonces, los encargados de las finanzas públicas de ese país decidieron reestructurar su deuda a través de dos rondas de negociaciones, descontando en dos tercios el valor de los bonos, pero con ciertos estímulos a los compradores, prometiendo un mayor pago conforme se iba recuperando su economía.

93% de los tenedores de bonos aceptó el trato, pero el 7% restante se volvió una pesadilla. Fueron precisamente los que compraron sus bonos con el mejor precio, es decir, los fondos buitre. Hay que recordar que estos operan comprando deuda cuando el precio de los títulos se encuentra en el nivel más bajo.

"Son fondos que si algo les sobra, es paciencia", señaló la economista Valeria Moy, recordando que estas entidades están esperando siempre su oportunidad para ir a juicio. Fue lo que hicieron en este caso. Ante la negativa del Gobierno de pagarles, estos fondos de inversión no desaprovecharon la oportunidad de ir a tribunales. Esperaron hasta que en 2012 un juez de Nueva York falló en su favor.

Es decir, Argentina tuvo que pagar 4.65 mil millones de dólares, el total de los bonos, lo que significó para los inversores apetitosos retornos de hasta 1500% de su inversión inicial. Pero el tribunal agregó años después el impedimento para que Argentina siguiera pagando a los acreedores que habían aceptado su trato, hasta no liquidar su deuda con ese 7% que se negó. Desató un fuerte enojo en el mercado.

Esa experiencia se volvió un precedente que ningún Gobierno querría repetir y reluce por estos días, en que el Gobierno ofrece recomprar los bonos, aunque con un pago menor a la inversión inicial. ¿Los fondos buitres buscarán su oportunidad? "Nada es descartable", opina Moy, directora general de México, ¿Cómo vamos? "Cualquier probabilidad es real", opina en diálogo con LPO.

"Los inversionistas pensarán si les conviene jugársela, tener la posibilidad de que les paguen más y habrá quienes piensen en demandar", señaló la experta, que no descarta también un escenario positivo donde el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador logre su objetivo, que es también la de cambiar el aspecto legal de los bonos y así, evitar ir a tribunales.

 Pero Marco Oviedo, analista de Barclays, especificó que aún si el mercado decidiera irse por la demanda no podría ocurrir un caso como el default argentino. "No es bueno comparar por que son situaciones distintas". Explicó que la diferencia está en las condiciones contractuales. "En el caso de Argentina se trató de un bono soberano; en el de México es uno cuasi-soberano. Es decir, pase lo que pase con el aeropuerto no se le van a cerrar los mercados financieros a México".  

Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP)

Y en caso de que los tenedores de bonos en algún momento decidieran demandar por incumplimiento, no sería al Gobierno sino al emisor de los bonos, en este caso el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, que sería llamado por la corte de Nueva York, en donde se emitió la deuda en cuatro series.

Ambos analistas coinciden en que es temprano para especular sobre el rumbo que tomará este capítulo entre el mercado financiero y el Gobierno de AMLO. "Este es un primer paso que están dando y por lo que vemos, será un estira y afloja pues ya entraron en una etapa de negociación".

De acuerdo con el diario El Financiero, un grupo de tenedores de bonos -que cuenta con al menos el 50% de una de las series de estos títulos- no aceptó de primera mano el acuerdo, reconoció tener "preocupaciones" pero a la vez aceptó el diálogo con el Gobierno. Para Oviedo son ellos quienes tiene la batuta en esta negociación.

Si bien algunos analistas vieron con buenos ojos esta estrategia, aunque con sus reservas, para el analista de Barclays no es claro que el precio fijado por el Gobierno sea de equilibrio. "En esas condiciones se tendrá que ver quién querrá asumir el costo de esta cancelación y dudo que quiera ser el mercado". 

Aunque también acepta que al tratarse de un mecanismo de subasta, el precio podría ser mayor -Hacienda propuso pagar 90 por cada 100 dólares invertidos-. Hay que tener en cuenta que si bien el precio que ofrece el Gobierno es mayor al valor que tenían los bonos una semana antes del anuncio de esta recompra -osciló entre los 70 y 80 dólares-, Oviedo recuerda que habrá otros que lo adquirieron a un precio incluso mayor a los 100.

Otro tema que cuestiona el analista es el cambio estructural que propone Urzua, es decir,  desligar estos bonos a la TUA de Texcoco. El trato del Gobierno de Enrique Peña Nieto fue que estos bonos estarían pagados por la tarifa de esa terminal. La nueva administración propone que ahora estos se paguen con la tarifa del actual AICM -de tal manera que ya no se recae en incumplimiento-, la cual, de acuerdo con Moody's es atractiva pues de hecho ha ido creciendo.

Pero Oviedo se muestra crítico: "Aún así, no son los rendimientos que se esperaban en Texcoco, estos se prometía serían mayores. Además, aún tenemos incertidumbre de lo que pasará con Santa Lucía, hasta la fecha no hay estudios ni tenemos nada", se quejó.

AMLO confirmó la recompra de bonos del Aeropuerto: "Tenemos dinero para pagar los compromisos"

Reiteró entonces que el poder de negociación lo tienen los tenedores de bonos, y la chance que tiene el Gobierno es llegar a un punto de equilibrio, en donde verdaderamente el Gobierno pudiera garantizar rendimientos. Para él, la única opción Aes retomar Texcoco: "Si lo que quiere el Gobierno es evitar el default, entonces tiene que seguir con la construcción del aeropuerto".

Contrario a la opinión de expertos de Moody's, él consideró que el mercado aún puede generar tal presión que López Obrador tenga que revertir la decisión de cancelar la terminal en Texcoco, que si bien resolvería ese asunto con los mercados financieros, por otro lado tendría un alto costo político. Una encrucijada para la cuarta transformación. 


https://www.lapoliticaonline.com.mx/nota/118169-los-fondos-buitre-generarian-una-batalla-legal-contra-amlo-por-los-bonos-del-nuevo-aeropuerto/

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=212675 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *