Planea Durazo estrategias contra la crisis de violencia





Tomado de: Luz del Carmen Sosa / Diario de Juárez

Dia de publicación: 2018-08-06


Ciudad Juárez— Dos años y medio atrás Alfonso Durazo Montaño acompañaba a Andrés Manuel López Obrador, entonces aspirante a la Presidencia de la República por Morena, cuando su amigo tabasqueño le pidió que aceptara ser el responsable de la seguridad pública en México, de llegar a ganar las elecciones en el 2018.

Desde entonces, dice Durazo Montaño a El Diario, inició la búsqueda de estrategias que permitan al país salir de la grave crisis de inseguridad y violencia en la que está inmerso.

El hombre que militó en el PRI y laboró con el presidente panista Vicente Fox Quezada, dice conocer Ciudad Juárez, frontera a la que llegó este domingo para estar pendiente de los detalles del Foro de Consulta para trazar una ruta de pacificación nacional que el gobierno electo arranca aquí este 7 de agosto.

“Juárez ha sido objeto de innumerables experimentos fallidos en materia de seguridad, pero también de experimentos acertados, uno de ellos específicamente impulsado por un equipo de empresarios centrados fundamentalmente en la prevención social de la violencia, que en un tramo de la historia reciente dio buenos y malos resultados”, dice el doctor en Políticas Públicas por el Tec de Monterrey, de 64 años.

La conversación vía telefónica se desarrolló minutos antes de que las corporaciones policiacas reportaran una de las peores masacres ocurridas este año al surponiente de la ciudad. Las edades de las víctimas oscilan entre los 18 y 23 años.

Eran jóvenes en condiciones de vulnerabilidad, dijeron los agentes municipales en la escena del crimen.

Esa parte de la población es prioritaria entre las 10 líneas de acción que conforman el proyecto de seguridad de Durazo Montaño, tres de las cuales fueron detalladas por el hombre que rechaza la Ley de Seguridad Interior y que está a favor de la despenalización de la mariguana como alternativa para abatir el narcomenudeo.

Durazo Montaño aseguró que viene a escuchar a las víctimas al considerar que la seguridad sólo puede ser producto de la justicia.

–¿Cuáles serán sus estrategias de seguridad?

–De manera general tenemos que comenzar por combatir la corrupción en los cuerpos de seguridad, es fundamental el combate a la corrupción no sólo en las corporaciones, sino en el aparato público en su conjunto.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) colocó a México en el sitio 135  en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017 de las 180 naciones evaluadas por la organización internacional.

Esto significa que estamos ubicados como uno de los países más corruptos. Consecuentemente podemos asumir que los niveles de corrupción en el aparato público en su conjunto son igualmente altos; lo primero que tenemos que hacer es combatir la corrupción en el aparato público en su conjunto.

Y enseguida debemos combatir la corrupción en los cuerpos de seguridad porque no hay crimen organizado en el mundo que no vaya de la mano de la protección policial, pero igualmente no hay protección policial al crimen organizado o desorganizado que no vaya de la mano de la protección de un alto funcionario público o de un alto político. Entonces tenemos que combatir la corrupción.

La segunda acción es el inicio de un programa emergente de capacitación y profesionalización de los cuerpos policiacos.

Es imprescindible que hagamos un esfuerzo como sociedad, como Gobierno, para mejorar las condiciones socioeconómicas de las y los policías. Hay policías en el país que ganan 2 mil 900 pesos mensuales, por eso tenemos que mejorar esas condiciones socioeconómicas de tal manera que un policía sienta que con su desempeño puede garantizar un trabajo, una responsabilidad pública que le permita vivir en una digna clase media.

Te adelanto que el Gobierno de Manuel Andrés López Obrador (AMLO) será un aliado histórico de los cuerpos de seguridad y haremos un esfuerzo de capacitación y profesionalización, pero particularmente de sus condiciones económicas, como no lo ha habido en la historia del país. Con estas tres medidas estratégicas, entre otras que alcanzan 10 medidas de esta naturaleza, esperamos incidir en el corto, mediano plazo, en los actuales niveles de inseguridad que, como sabemos todos los mexicanos, son trágicos… francamente trágicos.  

–¿Ya se hacen las reformas de ley para impulsar la Secretaría de Seguridad Pública?

–Efectivamente, se va a impulsar la creación de la SSP con algún matiz que todavía no preciso en su denominación. Pero de una vez aclaro: nosotros no utilizaremos jamás la fuerza pública para reprimir.

–¿Cuál es su opinión de la Ley de Seguridad Interior?

–Para nosotros es desestimable la Ley de Seguridad Interior, compartimos una buena parte de los cuestionamientos expresados por diversas organizaciones sociales respecto al contenido de la ley; no sólo eso, la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados presentó un recurso de inconstitucionalidad de esa ley, pero no vamos a adelantar vísperas, está en manos de la Suprema Corte de Justicia el destino de esa iniciativa y esperamos que escuche los argumentos sociales que cuestionan los excesos de esa iniciativa, y de no ser el caso, estaremos en su momento asumiendo nuestra posición correspondiente.

–¿Culminará el Estado policiaco-militarizado?

–En este momento sería irresponsable plantearnos el retiro total de las fuerzas militares en virtud de que hay regiones violentas en el país donde la única presencia del Estado es precisamente la fuerza militar, sin embargo, sí nos proponemos un programa de retiro paulatino de las fuerzas de seguridad en forma proporcional a como vayamos capacitando y profesionalizando los cuerpos policiales que entrarán al relevo de las fuerzas militares.

–El narcomenudeo y armas de fuego en la frontera, ¿cómo combatir estos delitos?

–Son de los problemas fundamentales de inseguridad en el país, creo que es de tal dimensión el problema de narcomenudeo que ya no podemos echarnos la bolita, decir que es tema del fuero común o federal o que le corresponde a la Policía municipal, estatal o federal.

Tenemos que asumir la responsabilidad con una visión conjunta y las tres instancias de gobierno, pero pensando en la dimensión del problema que en algunas ciudades se ha salido completamente de control. Tenemos que sumar esfuerzos para enfrentarlo conjuntamente; eso es lo que nos proponemos hacer.

–¿Fin a una política prohibicionista?

–Por supuesto, hay iniciativas sociales que proponen revisar los términos de la política prohibicionista particularmente en el uso lúdico para consumo médico de la mariguana, es una iniciativa que nosotros compartimos en el sentido de revisar los términos de esa política prohibicionista pensando en la incidencia que eventualmente tiene hoy en los niveles de inseguridad que tiene en el país.

–Amnistía.

–No debemos hablar de amnistía, tenemos que hablar de una ley de amnistía. Cuando se habla de amnistía a secas, sería que es una decisión discrecional del presidente de la república y no, una decisión de esa naturaleza es un producto de una ley, consecuentemente la última palabra la tiene el Congreso.

Existen en el país cientos de miles de jóvenes entre los 7 y los 14 años que realizan tareas vinculadas al narcotráfico como informantes, tenemos que pensar en esos jóvenes, entre otros, y ofrecerles un horizonte distinto en el que haya oportunidades económicas, de vivienda digna, de salud, educativas, de tal manera que no tengan como horizonte su participación dentro del crimen organizado.

Ese es uno de los grupos vulnerables que podían ser beneficiados con una iniciativa como esta. Durante la campaña presidencial y dentro de los jaloneos y campañas negras se pretendió equiparar esta iniciativa con la liberación de los grandes capos y los grandes corruptos: la verdad es que esos grandes capos y esos grandes corruptos están en la calle, si no fuera el caso en nuestro país habría una mejor seguridad. No. El objetivo es analizar, evaluar la conveniencia de que algunos sectores vulnerados y vulnerables por el crimen organizado puedan ser beneficiados con una iniciativa de esta naturaleza, que los rescatemos de las garras de la criminalidad.

–¿Se trabajará coordinadamente con el gobernador Javier Corral?

–En general vamos a hacer un esfuerzo de coordinación institucional con... los gobernadores y los presidentes municipales, sin distinción o al margen de los colores de los partidos en el poder; no podemos hacer en este momento distinciones de naturaleza política frente a la dimensión de un problema de inseguridad que está caracterizado en el país como el más preocupante, sería criminal hacerlo.

-¿Cuándo y cómo lo invitan a hacerse cargo de la seguridad?

–La invitación la recibí en una gira que realizaba el licenciado López Obrador por Sonora hace aproximadamente dos años y medio, así es que desde aquel tiempo estoy metido en el conocimiento profundo del tema, estábamos de gira.

–Ya tiene detractores

por su inexperiencia policial.

–Esa (experiencia policial) es sólo una parte, es la menos relevante. Lo importante es que debemos dejar de ver el tema de seguridad como asunto de policías y ladrones, el problema de la seguridad trasciende la formación policial en este país; el tema de la seguridad ha sido dirigido en los últimos años por los más grandes policías que ha parido nuestro país y son los responsables del desastre por una razón: porque la solución o el problema de la seguridad trasciende la visión policiaca.

Esa es parte de la propuesta de Andrés Manuel, trascender el uso exclusivo de la fuerza como vía para resolver el problema de inseguridad en el país.

Tenemos que ir a las causas políticas, económicas, sociales y culturales que generan la inseguridad y eso nos lleva a pensar en la necesidad de un responsable del área de seguridad con una formación política, administrativa y académica más amplia, de tal manera que esa formación, como la de un servidor, pueda diseñar políticas públicas que resuelvan el problema de la inseguridad.

–Becarios sí, sicarios no, es el hashtag que le enviaron recientemente a su cuenta en Twitter.

–Sí, esa es la síntesis de la propuesta de AMLO, existen en el país 2 millones 600 mil jóvenes (que son ninis), y mientras no haya opciones de desarrollo digno para ellos no vamos a mejorar las condiciones de seguridad. La seguridad sólo puede ser producto de la justicia, si no hay justicia no haremos justicia social ni mejoraremos las condiciones de seguridad, por eso es este foro de escucha.

EL PERFIL

• Nombre: Alfonso Durazo Montaño

• Es el designado por el virtual presidente electo para dirigir la futura Secretaría de Seguridad Pública

• Militó en el PRI

• Fue secretario particular y vocero del expresidente panista Vicente Fox

• Fue secretario particular del entonces secretario de Desarrollo Social Luis Donaldo Colosio


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=207454 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *