Los 48 grados centígrados





Roberto Fleischer Haro Dossier Politico

Dia de publicación: 2018-06-14


¿Por qué no respetamos las señalizaciones que pueden ser muy diversas y su presentación también pues pueden estar pintadas en el rodamiento, por medio de burros, barras horizontales o verticales, opacas o reflejantes, sensoriales?

Auditivas por silbatos, campanas y sirenas, humanas por medio de ademanes realizadas por oficiales de tránsito, señales eléctricas como son los semáforos, topes y transitorias como abanderamientos, luces intermitentes, etc., etc.

¿Por qué vamos al país vecino de E.U.A., y ahí si acatamos todas estas reglas?

Ahora resulta que todas esas irresponsabilidades cometidas por nosotros los conductores de vehículos de tracción mecánica las queremos solapar con LA CALOR, EL ESTRÉS Y LA PRESION, o por la inconsciencia de nuestros actos, al fin que no hay autoridades con

responsabilidad que normen nuestra conducta en la vía pública.

Entendemos que el desenfrenado crecer de la ciudad, las grandes obras para dar fluidez a los distribuidores viales periféricos, pares viales y avenidas y calles que cada día crecen, las enormes distancias que se necesitan recorrer para cumplir con nuestros deberes cotidianos y el aumento constante de vehículos, la prisa con que deseamos cubrir los espacios entre nuestros hogares y los lugares a los que tenemos que trasladarnos, son de por si razones más que suficientes para que se produzca un accidente; si a todo lo anterior agregamos que la gran mayoría de los que manejamos desconocemos los artículos de la Ley y Reglamento de Tránsito o en caso de conocerlos, los interpretamos a nuestra manera.

Sabemos que no es normal la cantidad de hechos producidos por colisiones entre vehículos y atropellamientos, no obstante que estos aumentan cada día y cada vez las perdidas económicas son mayores, ya que

los costos de reparación y los precios de los vehículos son sumamente altos; el número de personas que pierden la vida al haberse visto inmiscuido en un accidente de tránsito, crece proporcionalmente.

Aprovechando la inversión que hizo en entrega de equipo en armamento, uniformes y las unidades automotrices a seguridad pública se debe instrumentar un buen cuadro de policías que se conviertan en verdaderos vigilantes de la vialidad pública, y que además éstos tengan como característica principal, una mano dura contra los infractores.

Es necesario tener una policía exigente de la observancia y cumplimiento de la Ley, para que la población se encuentre formada en esa disciplina y en la correspondiente educación vial, que le hace respetar la ley y su reglamento. Y al que se salga de la norma, se le aplica de inmediato el correctivo disciplinario o según el caso se ponga a disposición de la autoridad que corresponda.

Roberto Fleischer Haro

Miembro de la IV generación de egresados de la Escuela de Policía del Estado de Sonora.

Registro Nacional de Seguridad Pública FEHR440205H26223583


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=205790 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *