Frente justifica reparto de cargos de ganar en 2018





Tomado de: Misael Zavala / Excelsior

Dia de publicación: 2017-09-14


Los dirigentes nacionales del Frente Ciudadano por México justificaron el reparto de cargos al argumentar que en el convenio de intención registrado ante el Instituto Nacional Electoral (INE), buscan la conformación de un proyecto que cambie el régimen actual y exista pluralidad.

La senadora y presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales Magdaleno, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que “no es la búsqueda de cargos, sino [que] planteamos un cambio de régimen, estamos hablando de gobiernos de coalición, de una propuesta institucional, un andamiaje diferente que permita pluralidad y cambiar la figura del presidencialismo. En su lugar [se busca] entrar a gobiernos de coalición y de ahí se desprenden diferentes figuras, pero están pensadas en eso, en figuras, en el papel que jugarían ante el país y no en candidaturas ni en espacios, eso es justo lo que no estamos haciendo”.

Sostuvo que lo que plantea el frente en su convenio es cómo se toman decisiones, generar una administración y otros escenarios para regular la convivencia entre los tres partidos.

EL UNIVERSAL publicó ayer en su edición impresa que el Frente Ciudadano por México, que registraron PAN, PRD y MC ante el INE, se repartió cargos por adelantado, en caso de ganar las elecciones 2018, y de entrada el titular de la Secretaría de Gobernación, será puesto por un partido distinto al titular del Ejecutivo.

“Vienen en los reglamentos de coalición figuras como el secretario de Gobernación, que venga de partidos distintos al del Presidente; un presidente del Senado y otro de la Cámara de Diputados que duren todo el periodo legislativo, eso nos da condiciones de hacer contrapesos y cambiar la figura del presidencialismo”, dijo Barrales.

Sobre por qué llamarle “ciudadano” al frente, respondió: “Porque estamos dispuestos a ponernos al servicio de los ciudadanos, incluso para que un ciudadano pueda encabezar la candidatura presidencial”.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya, aclaró que “no hay reparto alguno” de cargos y simplemente existe la convicción de que México necesita un gobierno de coalición, con un gabinete ratificado por el Congreso.

“Estamos planteando la figura del jefe de gabinete, que es el responsable del seguimiento frente al Congreso, de hacer realidad el proyecto de la coalición. El texto dice, a modo de propuesta, cómo podría ser designado el gabinete y el secretario de Gobernación, pero no a quién le tocaría qué cargo o dependencias, no podemos hablar de eso, porque no hemos conformado aún un frente electoral y es un proyecto”, añadió.

Explicó que al frente se le denomina ciudadano, “porque aspiramos a que sea mucho más que una simple alianza de partidos, toda vez que lo que se busca es que esté integrado por intelectuales, académicos, organizaciones de la sociedad civil, ciudadanos y partidos”.

El coordinador nacional de Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado, aclaró sobre el tema que “más que personas debemos pensar en el proyecto”.

Sostuvo que el tema no son los cargos, sino los objetivos.

“Lo que establecimos fue la causa y propósito, orientando el cambio a un nuevo régimen con un mayor equilibrio de poderes y corresponsabilidad en la conducción del país, en donde el ciudadano esté en el centro del frente". 

Se suman. Ayer, seis agrupaciones políticas nacionales y partidos políticos locales, entre estos el Partido Humanista de la Ciudad de México, se sumaron al Frente Ciudadano por México.

Los representantes de las agrupaciones mostraron su disposición a colaborar con la plataforma del frente y apoyarlo rumbo a 2018.

Los partidos locales que apoyaron el frente son el Partido Humanista de la Ciudad de México, Partido Renovación Social (Oaxaca), Querétaro Independiente (Querétaro) y el Partido Socialista de México (Guerrero).

Además, también dieron su visto bueno las agrupaciones políticas nacionales Coincidencia Guerrerense, Confía México, Vía Radical y Más por Hidalgo.

Luciano Jimeno Huanosta, coordinador del Partido Humanista en la CDMX, defendió la creación de un frente y aseguró que construirán una plataforma más allá de lo electoral. “Hay que descentralizar la política para que las organizaciones de la sociedad civil y los partidos locales aporten al federalismo una plataforma electoral con propuestas reales y más allá de 2018, dijo al asegurar que una visión más humanista es la salida a los problema nacionales”, dijo.

El también diputado de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México adelantó que buscan construir una plataforma de gobierno con visión progresista incluyente.

Al encuentro también asistieron representantes de las agrupaciones Coincidencia guerrerense y Confía México.

Durante su intervención en la segunda reunión de intercambio y consulta para partidos políticos locales que se llevó a cabo en el ex templo de Corpus Christi del centro de la CDMX, y acompañado de Isaías Villa González, subsecretario general de la dirigencia nacional del PRD, dijo que hay que voltear al mundo, pues los mejores resultados se han dado con frentes o coaliciones.

Durante la reunión celebrada ayer Carlos Daniel Torres, coordinador del frente Humanista en Movimiento, dijo al respecto que es un deber de los partidos participar en el frente ciudadano para cambiar la forma del quehacer político.

"El frente pretende poner el interés de la Nación por encima de los intereses de grupo o políticos", indicó Carlos Daniel Torres.

Demagogia, decirle “ciudadano” al proyecto: especialistas

Politólogos y analistas coincidieron en que es “demagógico”, “incoherente” y una estrategia de mercadotecnia electoral que el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC) hayan nombrado a su bloque como Frente Ciudadano por México, toda vez que está formado por políticos profesionales.

José Antonio Crespo calificó como un exceso que PAN, PRD y MC nombren a un frente como ciudadano cuando el eje son tres institutos políticos.

“Llamarle tanto como frente ciudadano sí me parece un exceso, porque son tres partidos, son el eje de este frente, pero ya sabemos que es la demagogia de todos los partidos. Como el PRI, que dice: ‘Vamos a hacer una alianza con los ciudadanos’, en Morena, no se diga, entonces con cuáles ciudadanos vas a hacer una alianza, pues con los que voten por ti, pero eso va a ocurrir de todas maneras”, dijo.

El investigador del CIDE expresó que es un recurso retórico lo de ciudadano y, sí, demagógico, “no le llamaría de otra manera”.

Aunque se han manejado nombres de posibles aspirantes presidenciables que son ciudadanos para encabezar este frente, confió en que el abanderado presidencial no sea un improvisado.

El analista político Leonardo Curzio coincidió en que es “incoherente” llamar a un frente de partidos “ciudadano”.

“Eso es la moda, como parecer al igual que un político de la ciudad que hace una gran campaña diciendo que no hace política. Vivimos en un mundo extraño donde todo mundo dice que no es lo que parece”.

Agregó que se vale que el frente comience a repartirse sus cargos, pero lo que está en duda es que este bloque se mantenga unido, porque, si bien ya dio muestra de su potencia legislativa en el tema de la eliminación del pase automático de procurador a fiscal, mientras no haya un candidato que los cohesione “se están repartiendo lo que todavía no tienen”.

Sobre quién puede ser el candidato presidencial, el también colaborador de EL UNIVERSAL comentó que incluso los perfiles que se manejan, como Ricardo Anaya, Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle o el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, son políticos profesionales.

Para Alberto Aziz Nassif, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas), el frente no tiene nada de ciudadano y predomina el pragmatismo y la conveniencia para el reparto de los cargos, más que un proyecto.

“El reparto de cargos habla de un nivel de conveniencia, expresado en ese reparto. Creo que es una suerte de conveniencia mucho más que la idea de un proyecto. Ellos participaron en el Pacto por México y el resultado fue muy cuestionado, su participación dejó mucho que desear y dejaron mucho a deber. En términos de proyecto, creo que no tienen mucha fortaleza ni mucha credibilidad”, puntualizó.

Aseguró que llamarle ciudadano al frente es mercadotecnia, ya que los partidos piensan que pueden atraer organizaciones y grupos ciudadanos para darle legitimidad.

Aziz Nassif resaltó que al unirse los tres partidos, reunirán mucho dinero público y Morena se debilitaría en términos económicos.

José Fernández Santillán expresó que el llamar frente ciudadano al bloque de partidos “es una maña publicitaria” que tiene un sentido de oportunismo electoral.

Khemvirg Puente, doctor en Ciencias Sociales por el Colegio de México, coincidió en que se trata de una estrategia de mercadotecnia que podría ser válida siempre y cuando se use de manera laxa el término ciudadano, donde entran todos.

“El PRD va en alianza sólo para salvar su registro”

El senador Miguel Barbosa (PT) afirma que el Frente Ciudadano por México no es más que una coalición entre PAN y PRD, en la que el dueño se llama Ricardo Anaya, líder nacional del blanquiazul. 

En entrevista con EL UNIVERSAL, el vicecoordinador político del PT en la Cámara Alta aclara que “nadie ha dicho que la candidatura a la Presidencia en Morena esté asegurada para Andrés Manuel López Obrador, pero hasta ahorita es el más posicionado de todos”.

Dice que cuando López Obrador y Morena lleguen a 35 puntos de preferencia del voto, habrá condiciones para asegurar la Presidencia, “hoy tenemos que seguir trabajando”.

En sus oficinas del Instituto Belisario Domínguez, no se descarta para postularse a la gubernatura de Puebla de la mano de Morena, a pesar de que anunció que declinaría en el proceso interno.

La alianza que viene

¿Ve viable la construcción del frente PAN-PRD para 2018?

—Tienen en construcción lo que pudiera llegar a ser una coalición electoral, este frente ciudadano no es más que una coalición entre PAN y PRD, así debe verse, es una coalición entre la derecha, que ya no quiere ser derecha, y la izquierda que dejó de serlo. En el camino van a pasar muchas cosas y hechos que están determinados, porque en el PRD hay una influencia muy grande del gobierno federal y de los estatales en su toma de decisiones.

Lo que lamento mucho, y que es prueba de lo que decía, es que el PRD y quienes lo dirigen tienen un solo propósito: impedir que López Obrador gane la Presidencia y para eso quieren aliarse con el PAN y otros quieren todavía mantenerlo en el escenario electoral con un candidato útil para quitarle puntos a Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué cosas tienen que pasar al interior del PRD?

—En pocos días habrá una definición de personajes como Miguel Ángel Mancera, Silvano Aureoles y el propio Juan Zepeda, quien dijo que podía ser candidato a la Presidencia por lo bien que le fue, según él, en la campaña del Estado de México, con la ayuda del propio sistema, el propio gobierno priísta; hay que ver cómo participan y cómo influye el poder dentro del PRD y sus corrientes para que tomen una posición de decir: “Como no es perredista, nos vamos del frente” y la otra, hay que ver lo que pasa en el PAN, ahí habrá una verdadera confrontación cuando Anaya imponga su candidatura, porque todo apunta a que será un candidato que se autoimpone desde el control de los órganos panistas.

Hay que ver cómo va a reaccionar Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle. El propio Dante Delgado [de Movimiento Ciudadano] cuando vea que hay crisis en el PRD, que hay un PAN con una verdadera división, puede volver a su llamado “cuarto polo” y hasta ser el candidato de su partido.

¿A qué aspirante ve con ese fin?

—Ahí veo todavía a Miguel Ángel Mancera, que cuando apoya al frente, lo que en realidad apoya es que sea un candidato independiente.

¿La prueba del ácido del frente será la elección de su candidato presidencial?

—Lo impulsan como un asunto de necesidad política para impedir que López Obrador llegue. Ellos saben que el único viable de ese frente es un panista, y en este caso, de manera muy clara, sería Ricardo Anaya. El frente es de Anaya, el propietario político del frente es Ricardo Anaya, los que dicen que quieren ser candidatos del frente, no siendo panistas, están mintiendo, es un discurso que no tiene viabilidad, vean lo que dicen Mancera y Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

¿Quién gana con el frente?

—Está muy claro que en una coalición electoral el PAN propondría al candidato a la Presidencia de la República y el PRD al candidato a la Ciudad de México, eso está visto desde hace más de un año, así lo dije, pero hubo quien señaló que no había pruebas de ello, y ahí están las pruebas.

El declive del PRD

Como ex perredista, ¿qué siente cuando ve que la bancada de 22 senadores que coordinó, hoy se queda con ocho?

—Esto habla de una crisis, es el producto de una crisis. Los senadores que dejamos al grupo del PRD tuvimos razones políticas, ideológicas, para poder tomar esta decisión. Tuvimos claro que en el panorama 2018 solamente hay dos alternativas: una era el candidato del sistema, el del PRI o el PAN, y otro el candidato Andrés Manuel López Obrador. El papel que el PRD estaba jugando, determinado por los jefes políticos de las corrientes, era impedir que López Obrador ganara la Presidencia. El PRD dejó de ser un partido de oposición real, no tiene viabilidad para alcanzar el poder, no quiere y ni busca la ruta para hacerlo, por eso tomamos esta decisión.

¿El PRD está herido de muerte?

—El PRD tendrá un proceso de achicamiento, de disminución, porque en el escenario de que el PRD decida competir solo, podría poner en riesgo hasta su registro, por eso va en coalición, para salvar el registro queriendo tener una representación prestada de un frente electoral, pero la sociedad tiene claro de lo que se trata: es un frente para alcanzar el poder, no es un frente para transformar el país. ¿Cuál es el proyecto de gobierno que ellos proponen, el del PAN o el del PRD? Porque el que va a encabezar el frente no será un perredista, ni un hombre de izquierda, será un panista conservador y de derecha.

En ese contexto, ¿cuál es el papel que debe jugar Morena?

—Morena debe seguir una ruta de instalación social en el pueblo de México, López Obrador tiene que mantener una posición muy clara frente a la sociedad, hasta un libro tiene ya sobre su propuesta programática de gobierno, de qué hacer cuando alcance el poder. Realmente él ha sido objeto de una crítica y persecución política enorme, pero creo que la sociedad tiene claro que no es un peligro para México y sí tiene propuesta política.

¿Están echando las campanas al vuelo?, Morena tiene rasgos de descomposición como Eva Cadena?

—Nadie ha dicho que la candidatura a la Presidencia de la República esté asegurada para López Obrador, pero hasta ahorita es el más posicionado de todos. Cuando lleguemos a 35 puntos de aceptación, de preferencia del voto, vamos a tener condiciones ya para asegurar la Presidencia, hoy tenemos que seguir trabajando. Eva Cadena no es un asunto de descomposición de Morena, Cadena fue una infiltrada del propio gobierno en Morena, es una mujer vividora que pronto fue descubierta, [que] sirvió para querer manchar a López Obrador, pero que no alcanzó para poder afectar.

¿Pero incluso Ricardo Monreal está amagando que se va?

—Lamento mucho que [Ricardo Monreal] esté en la ruta de su separación, si él se va, siendo un hombre con tanta experiencia y trayectoria política, sería un error de él, y más si se vuelve útil para la estrategia de otros partidos y del sistema para impedir que López Obrador gane la Presidencia.

¿La nomenklatura de Morena no le pesará a futuro?

—Como todos los partidos, Morena tiene que caminar hacia una mayor institucionalidad, creo que los procedimientos en cada partido tienen que ser tan claros como que se acepten los resultados cuando se trata de procedimientos electivos internos.

Usted, ¿por qué decidió bajarse de la contienda para ser gobernador en Morena?

—Yo sigo pensando en ser candidato a gobernador por Morena en Puebla, me sigo viendo como candidato, me veo ganando cualquier encuesta, nadie de los que participan como aspirantes de Morena me ganaría una encuesta, pero con mi anuncio, quise facilitar la elección de quien sea el candidato de Morena. Si la visión estratégica de la dirección de Morena es proponer un perfil absolutamente ciudadano, en eso no encajo, no por no ser cercano a la gente, pero soy un político profesional. Mi formación proviene de mi participación en partidos políticos, pero todavía me veo en posibilidad de encabezar la candidatura de Morena a la gubernatura de Puebla.

¿Por qué vía? ¿De qué depende?

—La única vía es que Morena me haga su candidato. Yo estoy esperando la decisión final y me asumo como alguien agradecido por que se le permita aspirar y ser considerado. Acabo de llegar al movimiento, no vengo a inconformarme en procedimientos cuando acabo de llegar.


http://www.eluniversal.com.mx/nacion/politica/frente-justifica-reparto-de-cargos-de-ganar-en-2018
AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=195551 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *