Personajes como Trump y sus “excluidos” son algo terrible y fascinante a la vez



El escenario político y social del EU actual coincide con la violencia de Estado que Antonio Ortuño reflejó en su primera novela, El buscador de cabezas, que reeditará a 10 años de su publicación

Tomado de: Reyna Paz / Crónica

Dia de publicación: 2017-09-11


"Escribir sobre violencia no es únicamente narrar historias de narcotráfico, a mí no me interesa eso, quería escribir sobre el poder institucional utilizado para la depredación de un país”, señala Antonio Ortuño (Zapopan, 1976) quien celebra una década de la publicación de su primera novela El buscador de cabezas, obra que lo colocó como una de las promesas jóvenes de la literatura mexicana y de la cual la editorial Tusquets edita este año una versión revisada bajo la propia supervisión del también Premio de Narrativa Breve Ribera del Duero 2017.

La trama de El buscador de cabezas ha sido considerada profética, ya que narra cómo el movimiento de extrema derecha, Manos Limpias, gana la Presidencia bajo un discurso de odio hacia los artistas que pintan obras profanas, a indígenas causantes del atraso económico y a las mujeres que abortan. Todo desde la visión de Alejandro Faber, un periodista que debe unirse a esa nueva dictadura.

“Cuando estaba escribiendo el libro la gente pensaba que sólo se podía escribir de violencia si uno hablaba del narco, estaba esa fascinación por la narcoliteratura, pero a mí no me interesaba escribir sobre eso, no me sentía cercano al tema, quería escribir de ese poder institucional utilizado para la depredación de un país, aunque es curioso que eso terminara sucediendo en muchos lugares”, precisa Ortuño.

Entonces, añade, “cuando vemos a alguien como Donald Trump, de verdad me resulta un poco escalofriante el parecido de su retórica y sus modos con el personaje Guadalupe Garza (líder del movimiento Manos Libres y presidenta del país) y cómo ese movimiento de aparentes excluidos que en realidad son privilegiados, cómo el resentimiento de éstos puede ganar a partir de un discurso de odio y empezar a cometer barbaridades. Es terrible pero fascinante a la vez”.

Aunque en la novela todos los mexicanos quieren cortar cabezas, que parezcan atentados y muertes atribuidas al grupo supremacista, la obra de Ortuño no cuenta la rivalidad entre células criminales ni peleas por plazas, él reflexiona sobre la violencia ejercida por el Estado, escenario que coincidió en 2006 (año del lanzamiento del libro) con la llegada de Felipe Calderón Hinojosa a la Presidencia y ahora, en esta nueva edición, con el triunfo de Trump.

“Es una suerte de estudio sobre la violencia de Estado, cómo se construye un Estado desde el discurso de violencia, cómo se ejerce, cómo copta a capas enteras de la ciudad y a individuos que se supone tenían que hacerle frente”, aclara.

El periodista Alejandro Faber quien en su juventud perteneció a Los Republicanos, grupo origen de Manos Limpias, vuelve a trabajar para ellos por presión de conseguir la nota policiaca y la mejor cabeza de la portada para el diario El futuro. Ese personaje, que evidencia la actual militancia de los periodistas, reflexiona que todos los asesinados son la evidencia de una guerra que estalla en silencio y que ninguna fantasía sobrevive si no es organizada.

“¿Qué pasa con el pensamiento ultraconservador que sigue estando muy presente en México? No es algo que pase azarosamente ni casualmente, hay un aparato social que lo permite y favorece.  Para mí, lo que era sátira social en algo que veía como el ultracatolicismo o las fotos de personas haciendo el saludo nazi, en la Ciudad de México parecía política ficción”, señala el autor.

Pasaron las elecciones y un presidente muy cercano a esa ideología, agrega Ortuño, con una bolsa de votos concentrada en Jalisco, Guanajuato y Aguascalientes llegó al poder, decisión que le sorprendió al que no conocía esa otra realidad nacional. “Uno como habitante de Jalisco y de este siglo específico, lo veía como algo natural y corpóreo, entonces más que profético, la realidad vio y le dio foco a algo que no era tan evidente para todo el mundo”.

NUEVA EDICION. En su momento, la primera novela de Ortuño recibió críticas favorables como la de Guadalupe Nettel, quien se refirió a un libro con cinismo desafiante, con modos bajos de la literatura realista y elementos del policial clásico, comentarios favorables que acompañarían las posteriores obras del jalisciense colocándolo desde 2011 por la revista Granta, como uno de los 22 mejores narradores jóvenes en español.

— ¿Qué cambios tiene esta nueva edición?

— Es una especie de restauración lo que hice. Fue un primer libro y me presioné en la edición final. Terminé por la presión y miedo de que había una especie de número de páginas ideal máximo, a que quedara debajo de 300 páginas. Para que sucediera eso, que fue algo que retrasó la salida del libro en aquel momento bastantes meses, retiré ciertas cosas del manuscrito que no eran esenciales para la historia aunque yo quería que estuvieran ahí. Así lo resolví en ese momento.

“Siempre tuve la inquietud de restaurarlo como lo había concebido originalmente, esta nueva edición me dio la oportunidad de releer a fondo la novela, de reintegrarle eso. Puede ser que alguien que lea la primera versión de El buscador de cabezas y después lea ésta, le cueste encontrar un poco lo que cambié, pero son 60 páginas, también cuando se suman tantas páginas a un manuscrito —que es algo importante, casi el 10 por ciento del libro—, me parecía importante indicarle al lector que era una edición distinta a la que se conocía”, responde.

—¿Cómo miras hoy las críticas de hace 10 años?

— Para alguien que publica un primer libro son una fortuna inmensa los buenos comentarios. Claro, primero fue un viacrucis para que se publicara, como le pasa a todo escritor joven, pero el hecho de que muchos autores a los que leía y apreciaba como lector hayan escrito cosas sobre mi libro, Álvaro Enrigue, Guadalupe Nettel, Geney Beltrán, es algo que valoro. Ahora escribo reseñas de libros de jóvenes autores, a pesar que sea algo que no me interesaba ni gustaba hacer.


http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1042751.html

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=195400 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *