Caen 131,438 mexicanos en “embudo judicial” de EU



Deben esperar en prisión casi 3 años antes de conocer la resolución del juez sobre su juicio de deportación. Hay audiencias programadas para julio del año 2022 w Abogados temen que con Trump se dé una crisis de migración inimaginable

Notimex

Dia de publicación: 2017-06-19


A finales de mayo pasado un total de 131 mil 438 mexicanos se encontraban en juicios de deportación en Estados Unidos y deben esperar un promedio de 922 días, casi tres años, antes de que su caso sea decidido por un juez.

Los tribunales de inmigración están programando hasta julio de 2022 algunas de las audiencias para estos casos de deportación, hecho que preocupa a los abogados, pues se corre el riesgo de que bajo el gobierno de Donald Trump la crisis de migración incremente hasta niveles inimaginables. Para 2022, posiblemente el magnate no se encuentre al frente del gobierno de Estados Unidos.

Según cifras del gobierno federal, obtenidas por el proyecto del Centro de Información y Acceso a Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse de Nueva York, la mayoría de los casos de estos mexicanos están radicados en cortes de los estados de California (37 mil 787), Texas (26 mil 814) e Illinois (10 mil 658).

El reporte reveló que en los últimos 18 meses las cortes de inmigración han contratado 79 nuevos jueces para resolver los casos.

“A pesar de este estallido en la contratación de nuevos jueces, no ha hecho mella en el enorme atraso de las cortes”, señala el TRAC, pues “el atraso, junto con los tiempos de espera han aumentado constantemente”.

Algunos de los migrantes deberán esperar bajo prisión la resolución de sus procesos.

Los casos de mexicanos representan la mayoría de los 598 mil 943 asuntos de migración que se encuentran actualmente en espera de una decisión de parte de un tribunal migratorio en Estados Unidos, aunque seguidos de cerca por ciudadanos de El Salvador (130 mil 537).

Tras casos de mexicanos y salvadoreños, las cortes de migración en Estados Unidos acumulan 98 mil 563 casos de ciudadanos de Guatemala; 84 mil 954 de Honduras y 22 mil 779 de China.

Los 598 mil 943 casos que desahogaban hasta el 31 de mayo las cortes de migración en Estados Unidos representan un notable aumento de 100 mil respecto de mayo de 2016, cuando se acumulaban 492 mil 978. La espera promedio general de la resolución de los casos es de 670 días.

TRAC no proporciona, sin embargo, datos por nacionalidades respecto del número de casos de deportación que las Cortes de migración desahogaban en 2016.

Asimismo, en su análisis, TRAC indicó que la mayoría de los nuevos casos presentados en las cortes de inmigración involucran a individuos acusados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de cometer una violación a las leyes migratorias, en vez de estar involucrados en actividad criminal.

Sólo 1.7 por ciento de los nuevos ingresados a partir del año fiscal 2017, que comenzó en octubre pasado, involucró cargos por un delito agravado, mientras que 4.1 por ciento fue acusado de participar en actividades delictivas menos graves que los hicieron susceptibles de ser deportados.

En el año fiscal 2017, además, ninguna persona ha sido puesta en juicio de deportación acusada de respaldar o de participar en una probable actividad terrorista, precisó TRAC.

SIN TIEMPO PARA EL “PROCESO DEBIDO”. Varios abogados de inmigración entrevistados coincidieron en que, en la mayoría de casos, los retrasos no son ventajosos para inmigrantes que “están en el limbo” esperando que se resuelva su caso para seguir con sus vidas. Especialmente si la persona está detenida o si tiene un caso fuerte que puede resultar en una residencia permanente.

“En los últimos tres meses no he perdido ni un solo caso de las solicitudes que he presentado a las cortes, así que para mis clientes, esperar cuatro años no es necesariamente algo bueno, porque si se trata de un caso de cancelación, por ejemplo, este resulta en una Green Card y el tiempo empieza a correr para la ciudadanía”, dijo Matthew Kolken, abogado con oficinas en el área de Buffallo, en Nueva York.

En algunos casos, dijo otro abogado, Angelo Papparelli, se trata de personas que “realmente no deberían estar aquí y esto les permite que sigan viviendo en nuestro país”.

Pero la acumulación de casos y la lentitud con la que se mueven en el tribunal son peligrosas para algunos inmigrantes, dijo Franco.

“Si eres un residente legal y por alguna razón adquieres un récord criminal, el retraso significa un limbo que puede ser nocivo”, dijo Franco. “A muchos les quitan la Green Card y sólo cuentan con un permiso temporal que deben renovar cada año”.

Paul Wickham Schmidt, ex juez de inmigración y una vez director de la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA), dijo hace unos meses que la enorme cantidad de casos genera problemas de “proceso debido”, es decir, que no se atienden adecuadamente los casos individuales y esto va en detrimento de la justicia y de los propios inmigrantes.

Para los expertos que se preocupan por el funcionamiento de las cortes de inmigración, estas no son buenas noticias, ni para los jueces ni para los inmigrantes.


http://www.cronica.com.mx/notas/2017/1029248.html

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=192225 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *