“El gobierno va a querer fregárselo”: Briana Mireles



Fuera de la cárcel, luego de tres años de reclusión, José Manuel Mireles anunció que seguirá luchando por liberar a Michoacán del yugo del crimen organizado, aunque ahora lo hará sin armas. Su hija Briana, en entrevista con Proceso, pinta un cuadro desolador de Tepalcatepec, la tierra del cirujano recién liberado, donde la vida de su padre estaría en riesgo por la amenaza permanente de las bandas criminales, pero, sobre todo, dice ella, por la animadversión que tiene el gobierno hacia el hombre que organizó las autodefensas en su estado.

Tomado de: José Gil Olmos / Proceso

Dia de publicación: 2017-05-16


CIUDAD DE MEXICO (Apro).- El viernes 12, una vez que José Manuel Mireles Valverde salió del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 4, en Tepic, Nayarit, el exjefe de las autodefensas armadas anunció que mantendrá su lucha, pero de manera pacífica.

En declaraciones que se difundieron el mismo día de su salida, Mireles precisó que estuvo preso por decir lo que pensaba, no por hacer las cosas que decía, y anunció que su lucha tendrá que continuar, pero sin armas:

"Si duré en una guerra dos años buscando justicia, yo la voy a seguir buscando toda mi vida, donde quiera que me encuentre, en el nivel que me encuentre, porque de qué nos sirve tener libertad con un mal gobierno o de qué nos sirve tener un buen gobierno que no tiene autoridad o, lo que es peor, de qué nos sirve tanta autoridad si no hay justicia.”

No obstante, el exjefe de las autodefensas michoacanas precisó que ya no será por la vía armada, como lo hizo esos dos años en los cuales comandó a las autodefensas, que en su mejor momento llegaron a estar integradas por 10 mil personas armadas en las zonas de Tierra Caliente, Purépecha y Costa.

"Hay que ver la forma de que la gente despierte de manera positiva para que no haya movimientos armados. Se puede utilizar la razón”, planteó el médico de Tepalcatepec, e indicó que ya había empezado este camino pacífico dando conferencias en las universidades y que esto lo iba a hacer en la de Harvard y otras, en California, de donde lo han invitado.

"Esa es la lucha que yo podría seguir dando; mi lucha social no ha terminado ni va a terminar nunca. Mi lucha armada ya no la voy a seguir, en mi pueblo ya no hay necesidad de eso. Yo ya hice mi trabajo como ciudadano mexicano, como ciudadano de Michoacán; ahora el trabajo les toca a ustedes y a las instituciones.

"Yo ya le dije al juez, el día que me leyó el auto de formal prisión: ‘Yo ya duré dos años buscando justicia, yo ya hice mi trabajo (…) usted haga el suyo, porque por gente como usted, que no hace su trabajo, la nación está en llamas’. Y esa es la verdad, eso ustedes lo saben.”

Mireles hizo un llamado a la ciudadanía para continuar con la organización y manifestarse ante todos los abusos de las autoridades. Se indignó porque no hubo manifestaciones permanentes y masivas ante el gasolinazo: "No despertó nadie, muy pocos gritaron y lo hicieron solos”.

Dijo que continuaría activo pero desarmado, aunque antes señaló que le urgía una revisión médica, pues durante su estancia en las prisiones de Sonora y Tepic había sufrido un infarto y tres preinfartos, además de que padece diabetes y molestias en la columna.

LOS PELIGROS

Virginia Mireles, su hermana, quien lo recibió afuera del penal, dijo ante los medios: "Es una felicidad saber que una persona tan querida como es mi hermano salga libre y, más que nada, sabiendo que fue injusto desde el momento de su detención; ya casi a tres años de estar preso es una gran noticia, una gran alegría saber que estará libre”.

Mireles no reveló a dónde se dirigía. Algunos miembros de su familia, como su hija Briana, o el exalcalde de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, advierten del peligro de que el líder de las autodefensas michoacanas regrese a ese pueblo de Tierra Caliente a seguir la lucha contra los criminales que no han dejado de azotar la región.

Briana Mireles es la que más vio a su padre desde que fue detenido el 27 de junio de 2014, acusado de portación de armas y posesión de drogas.

En estos tres años la hija de Mireles incluso radicó un año en Sonora para estar cerca de su padre, encarcelado primero en ese estado, y cuidar la salud del cirujano. A últimas fechas siguió visitándolo en el Cefereso de Tepic; la última vez, dos semanas antes de su liberación bajo palabra.

Briana dice en entrevista que durante tres años le negaron a su padre la libertad y que ésta sólo se logró una vez que un grupo de michoacanos radicados en Estados Unidos envió una carta de denuncia a la ONU y una demanda al juez quinto de distrito radicado en Uruapan, exigiendo justicia para el doctor Mireles y los demás autodefensas presos.

—¿Corre peligro la vida de su padre si regresa a Tepalcatepec?
—Cada quien conoce lo que tiene en su casa y mi papá es necio, quiere regresar al pueblo. Mil veces le dije: ‘Prefiero tenerte encerrado y venir a verte cada mes, que ir a llevarte flores’.

—¿Usted ve que la situación es tan peligrosa en Tepalcatepec?
–Sí. En toda la zona hay mucho peligro, no sólo en Tepalcatepec. Hay guerra entre los mismos cárteles. Los Viagras, que una vez fueron autodefensas, están peleando contra otros que también fueron autodefensas. Ellos pueden involucrar a mi papá. Yo digo que no sería conveniente que fuera a Tepalcatepec, pero él sabrá...

—¿Habló en algún momento con su papá de que regresara a Tepalcatepec?
—Sí, hace 15 días que lo vi hablé con él, pero es muy terco y dijo que quería regresar a Tepalcatepec. Le dije que, por mí, lo dejaba (encerrado) uno o dos años, no por ser una mala hija o querer algo malo para él… pero no es lo mismo estar afuera de la cárcel que estar adentro.

Recuerda que en una de las últimas visitas a la cárcel de Nayarit, su padre le dijo que quería seguir la lucha, pero sin armas.

—¿Cree que para el gobierno su papá pueda resultar un peligro o una amenaza?
—Sí. El gobierno va a querer fregárselo, el gobierno es el primer enemigo de mi papá. En la zona, a las autodefensas que eran gente que estaba con mi papá, los mataron las autoridades. Eso está muy peligroso. Actualmente siguen abusos de las policías, por eso se hicieron los cárteles, por los abusos de los policías; los cárteles se hicieron por los niños a quienes les mataron a sus papás, a los que violaron a sus mamás y sus hermanas. Luego se hicieron autodefensas dizque para defender a la gente, pero después se portaron igual.

MISMO INFIERNO, DISTINTO DIABLO

El expresidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia, advierte que en Michoacán, pero sobre todo en la región de Tierra Caliente, la situación es muy peligrosa para que regrese Mireles. "Es el mismo infierno, pero con distinto diablo”, sentencia.

Valencia señala que en el pueblo de Mireles tres grupos criminales se disputan la plaza: el de los hermanos Farías —Juan José, "El Abuelo”, y Uriel, "El Paisa”—, Los Viagras y el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Advierte que, aunque hay menos muertos que en Apatzingán, Tepalcatepec está controlado por esos grupos que dominan a la población y deciden quién se queda o quién se tiene que ir.

"Pero como Mireles representa una amenaza, pues está en riesgo su vida. Para regresar necesitaría tener la aprobación, un salvoconducto del Abuelo Farías o de los otros grupos que tienen el poder en la región”, advierte.


http://www.proceso.com.mx/486405/gobierno-va-a-querer-fregarselo-hija-mireles

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=190723 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *