Articulo no encontrado.

Volver al inicio





Dia de publicación:



Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=137541 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Griselda Torres

Excelente reportaje señor Jesus Ortega tanto La China omo Gisela Peraza son victimas del gobernador Guillermo Padres, el pocurador Carlos Navarro y los polcias judiciales que sigen haciendo torura en Sonora.... Pero entonces para que hijos de puta sirven los derechos humanos? Pregunto prque solo se ve que sirve de tapadera.

2013-12-24
Karla Nuñez B

Es importante en los dos caos no ejar pasar la complacencia de Raul Ramirez y la corrupcion de Aldo Sarcco que cuiosamente aparecen en los dos casos d tortura y donde pimero icen que no pao naa y espues la CNDH les da un reves con que siempre si ubo tortura y eso los conierte en complices aqui y en China. s decir que son unos corruptos desalmados el tal Rauilito y Aldo Saracco.

2013-12-25
Lic. Duarte Galaz

Respetable señor Jesus Ortega, antes que nada muchas gracias por este ejemplar caso de presas y victimas politicas del gobierno panista que enceza Guilermo Padrés y que siempre conocio y permitio los abusos de lo caosos de La China y Gisela Peraza El abuso de poder como forma de victimización observa características propias que lo distinguen de las demás victimizaciones sobre las que en este sitio se habla. La principal característica es que en el abuso de poder, uno de los miembros de la pareja penal, el victimario, no es fácilmente identificable. Personalmente considero que es más apropiado hablar de una pareja penal donde uno de sus miembros es difuso o esta desdibujado, ya que la desaparición del victimario conllevaría a la inexistencia de la pareja penal. Este tipo de victimización es de vital importancia en nuestro tiempo pues es la que más frecuentemente sufrimos y la que implica el mayor costo social y económico. Es a su vez, una de las formas más terribles de victimización, ya que la víctima no tiene defensa, el victimario actúa dentro de la ley, los daños en general son graves y se victimiza a grandes núcleos de población. El poder del que se puede abusar es no solamente el poder político, sino también el económico; la situación se agrava cuando poder económico y político se unen en la criminalidad dorada, Pero para poder hablar de abuso de poder tendríamos que intentar ponernos de acuerdo acerca de: ¿qué es el poder, quiénes lo tienen y cómo lo ejercen?. Mucho se ha debatido acerca de esta temática sin que pudiera arribarse a conceptos que fueran aceptados o compartidos por la mayoría. Lo que si es fácil de identificar es la contra cara del poder por parte de quienes lo sufren. Veamos ahora algunas de las víctimas más frecuentes del abuso de poder: Víctimas del poder político: el abuso de poder político tiene, por lo general, la finalidad de acrecentar y conservar el dominio sobre los gobernados. Se presenta en distintos grados: Macrovictimización, como en los casos de genocidio y discriminación, y hay casos individuales, como la eliminación de enemigos políticos, encarcelamiento, tortura, secuestro, "desapariciones", etc. Efectos secundarios de la victimización por abuso de poder: comprenden la pérdida de autoridad moral, daños serios a la cohesión social, a la economía y a la estabilidad política. Además encontramos gran cantidad de víctimas indirectas, como los familiares, simpatizantes políticos del grupo político que abusa del poder, buenos ciudadanos que hayan prestado ayuda, o aún los testigos que serán amenazados, cuando no bien victimizados en forma directa. A diferencia de lo que ocurre en el delito común, donde la víctima es apoyada por el Estado y existe interés en castigar al culpable y donde los testigos son protegidos, los que auxiliaron son reconocidos y el hecho es reprobado; en el caso de las víctimas del abuso de poder político, las víctimas se encuentran en soledad ya que muchas conductas abusivas se cometen en nombre de la ley y el orden les da un carácter de legitimidad formal. Por norma, los actos de abuso de poder político tratan de justificarse o de ocultarse.

2013-12-25
ROGELIO LOPEZ

el procurador de justicia carlos navarro sugich debe de ir ha pricion inmediatamente junto con el regordete de raul ramirez y pandilla son un verdadero asco como funcionarios esas lacras no ,mas pan en sonora ya basta de estos delincuentes con poder no mas victimas del poder.

2013-12-25
Cornelio

Convertida en lo que muchos han empezado a llamar como “La Jaula de las Locas”, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) se hunde desgraciadamente cada vez más en el descrédito producto de las raras pasiones que en su interior se gestan, información de la cual ya están enterados en la oficina más cómoda del Palacio de Gobierno. Desgraciadamente el paisano y amigo, Raúl “el Ciclón” Ramírez Ramírez, presidente del citado organismo, poco o nada ha hecho para resolver los conflictos internos derivados de la medición de fuerzas entre sus subalternos, pues tal pareciera todos le deben el cargo a diferente político o funcionario, o por lo menos así lo presumen, y lo peor, que hay indicios de que el propio Ombudsman ha caído en el mismo infantil jueguito del chismorreo. De esto mismo procede la denominación de “La Jaula de las Locas” aplicada de unos meses a la fecha a la CEDH, pues todo a su interior está basado en chismes, en viles pleitos de lavadero donde, por ejemplo, el Primer Visitador, Aldo Saracco Morales cuando quiere manda por un tubo al “Polivoz” Ramírez, perdón, a Raúl Ramírez argumentando que su posición fue producto de una negociación de su carnal, Gino Saracco Morales, director de Administración y Finanzas del Instituto Sonorense de Infraestructura Educativa, quien a su vez presume llevarse de pellizco y nalgada con el gobernador, Guillermo Padrés Elías. Pero no sólo es Saracco Morales quien constantemente choca con el hijo pródigo de Navojoa, sino también Jorge Bojórquez Castillo, secretario Técnico de la misma CEDH e hijo del dirigente vitalicio de la CTM sonorense, Francisco Bojórquez Mungaray, motivo por el cual tampoco Ramírez Ramírez puede exigirle al batito desquitar el sueldo que devenga tan choronamente, como comenta en tono de lamento a sus amistades, dado que efectivamente la organización obrera impulsó mucho su nombre ante diputados locales para que fuera elegido Presidente del organismo. MÁS LAS ECHADAS QUE… Mención aparte la mala decisión tomada por Ramírez Ramírez de poner bajo su protección a un cuestionado personajito de caricatura como lo es César “el Charquito” García Herrera, quien salió por piernas de Nogales hace unos meses ante la lluvia de denuncias penales que tiene en su haber por fraude contra particular y bancario por su manía de emitir cheques sin fondos, hasta por acusaciones de índole sexual dado su gusto por hostigar a cuanta chamaca le pasa por enfrente, y de lo cual el personal femenino de la Subagencia Fiscal de aquella frontera tiene harto material para confirmar nuestro dicho. Hasta donde sabemos, ha sido gracias a la intermediación de Raúl que “el Charquito” García, quien cobra como director de General de la Secretaría Ejecutiva, cargo inventado para meterlo a la nómina, ha sentido menos presión de parte de quienes investigan las denuncias en su contra, algo que también afecta la reputación del organismo que en lugar de velar por el respeto a la dignidad de las féminas afectadas ha tomado partido protegiendo a este garañóncito de barriada. Bueno, de hecho bien podríamos decir que la relación Ramírez-García ha sido medio tormentosa, así como de amores perros, pues un día se tiran hasta con la secadora del pelo porque el Ombudsman niega la autorización de más préstamos al Charquito, pues no hay sueldo que pueda cubrir sus múltiples necesidades, misivas cargadas de resentimiento de por medio, y a los días ahí andan otra vez ambos de “Honeymoon” viaticando que son un encanto por algún punto de la geografía sonorense. Y como si lo anterior no fuera ya suficiente, este pobre de Gordolfo Gelatino, ¡¡¡ahí madreee!!!, dispuso de un triste realizador de videos para ventas de telemercadeo como su especialista en medios de comunicación, Alberto José Rodríguez, que de periodismo sabe lo mismo que de matemática cuántica; uchi, pues con razón anda la CEDH como anda. No por nada desde Palacio de Gobierno han empezado a ver con preocupación lo que sucede en la CEDH, dando por descontado que ha sido la propia inmadurez de Ramírez Ramírez lo que ha impedido tome realmente el control del organismo; ni hablar, todo indica que con el paisano fueron más las echadas que las ponedoras.

2013-12-26

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *