Guardería ABC, presente



“Los familiares de los niños que murieron en el incendio el 5 de junio de 2009, han tenido que convertirse en luchadores sociales y activistas, salir a la calle y tocar puertas en busca de apoyos que les permitan encontrar a sus desaparecidos y exigir justicia por la muerte de sus hijos”.



Teporaca Romero del Hierro /


Dia de publicación: 2019-06-10


A diez años de la tragedia ocurrida en la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, donde lamentablemente fallecieron 49 menores, 25 niñas y 24 niños, además de resultar heridos 76, todos entre cinco meses y cinco años de edad, el hecho sigue impune. El fatal accidente, aconteció al propagarse un incendio de una bodega contigua del gobierno del Estado de Sonora, en tiempos del presidente panista Felipe Calderón.

Los 19 sentenciados en 2016 están libres bajo un juicio de amparo y los funcionarios de primer nivel que estuvieron involucrados no fueron juzgados, entre ellos, la dueña de la guardería, Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, familiar de la ex candidata independiente a la Presidencia de la República, Margarita Zavala Gómez del Campo, quien en ese tiempo, fungía como Primera Dama, fue exonerada desde un inicio.

Todavía libres de pecado quedan el ex gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo, quien el 22 de mayo fue denunciado por el IMSS, dicha institución pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) determinar si sólo el exgobernador de Sonora tendría responsabilidad. Exonerados quedan el ex alcalde de Hermosillo, Ernesto Gándara Camou, el ex secretario de Hacienda y el ex secretario Técnico de la administración estatal, las coordinadoras de estancias del IMSS y el Director General del IMSS, Daniel Karam Toumeh.

Otro involucrado para la opinión pública que no enfrentó a la justicia, fue Juan Molinar Horcasitas, ya fallecido, exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social en los tiempos de Calderón, fue titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), secretario de Acción de Gobierno y vocero del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, entre otros cargos partidistas. Recordemos que en 2013, Molinar redactó una carta, la cual explica según su argumento, el porqué debe estar libre de culpa ante lo sucedido, señaló que durante su periodo al frente del IMSS se realizaron 17 visitas registradas a la Guardería ABC y que la responsabilidad del siniestro recae enteramente en la bodega adjunta en donde se inició el fuego, que ningún funcionario del IMSS podía conocer de la formación de ese riesgo, ni tenía posibilidad humana o facultad legal para prevenirlo o evitarlo.

En dicha misiva, pidió a los padres de los pequeños fallecidos otorgar el perdón a los implicados. Como respuesta, alegaron que el funcionario y político panista por sus afirmaciones, desconocía la obligatoriedad legal, de ubicar un local seguro en todos sus sentidos, analizar los establecimientos contiguos a fin de evitar un accidente como el ocurrido. Suponer sin conceder, que la Guardería operaba antes de que llegara como director general del IMSS, en las inspecciones que realiza el personal de dicha institución, debió darse cuenta que la guardería no tenía las condiciones adecuadas para operar, tuvo la obligación de reubicarla, debido a que trabajar con niños es lo más delicado.

Publicaciones de medios nacionales señalaron que los padres de los niños lesionados denunciaron que el Instituto Mexicano del Seguro Social, incurrió en corrupción a través del Centro de Atención Inmediata para Casos Especiales (CAICE), donde se han registrado medicamentos con sobreprecio y firmas falsas que justifican la entrega de beneficios para los niños lesionados que nunca les fueron entregados.

En 2012, poco antes de que se cumplieran tres años del trágico accidente, la ONU entregó al gobierno de Felipe Calderón un premio por su Programa de Estancias Infantiles para Madres Trabajadoras, desatando una ola de críticas entre los gremios académicos, profesionales, padres de las víctimas y sociedad en general. Dicho reconocimiento fue anunciado el Día de las Madres, justo cuando las mamás de los niños fallecidos realizaban un evento para conmemorar la tragedia, este hecho causó indignación y condena. En ese entonces, publicaron una carta, transcribo una parte: “Consideramos un descomunal insulto a la inteligencia que el comité de evaluación del Premio al Servicio Público haya colocado al gobierno de Felipe Calderón en segundo lugar por el Programa de estancias Infantiles para Madres Trabajadoras”. 

Padres de los niños fallecidos, sobrevivientes y cientos de personas marcharon sobre el Paseo de la Reforma hasta llegar a Palacio Nacional en la CDMX para recordar los 10 años de la tragedia y exigir justicia a las autoridades,  prisión para los responsables y el cumplimiento de la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, así como atención médica de especialidad para decenas de sobrevivientes con lesiones y secuelas graves.

Julio César Márquez  padre de una de las víctimas dijo en entrevista, que continuarán con la lucha, que es de todos y para todos.  Dijo que es triste que una mujer, que lleva a su hijo a una guardería, no tenga la certeza de su seguridad en las instalaciones, la  corrupción  y la  negligencia  siguen existiendo e hizo un llamado a los padres de familia para que exijan a los lugares donde llevan a sus hijos para su cuidado mientras ellos trabajan sean seguros, “la guardería debe presentar su certificación emitida por las autoridades para funcionar de una manera eficiente”.

Pidieron audiencia con el presidente de la República, con pancartas exigieron justicia por sus hijos, que no quede impune este caso que cobró la vida de sus hijos y dejó a decenas de niños con cicatrices de por vida.  

Los familiares de los niños que murieron en el incendio el  5 de junio de 2009,  han tenido que convertirse en luchadores sociales y activistas, salir a la calle y tocar puertas en busca de apoyos que les permitan encontrar a sus desaparecidos y exigir justicia por la muerte de sus hijos. Una de las organizaciones que lucha por justicia es Manos Unidas por Nuestros Niños, presidida por Juanita Luna Hernández, quien en diversas ocasiones ha expresado que a diez años de la tragedia es como si sus hijos todavía estuvieran aquí, se fueron a la edad en que hacían manualidades, llegaban con las manitas pintadas, hechas en la guardería, “yo creo que muchas conservamos ese detalle que está enmarcado, en mi caso ahí lo tengo”.

Dijo, es inevitable dejar de llorar por la pérdida de su hijo , pese a que el dolor de su ausencia persiste, ella seguirá adelante, “es compartida la alegría, la manera de celebrar el Día de las Madres, es compartido en el recuerdo y en lo vivido día a día”.

El caso de la Guardería ABC, es un crimen de estado, hasta hoy sin justicia, los presuntos responsables siguen libres de culpa, algunos declaran con cinismo e irresponsabilidad sobre lo ocurrido. El dolor por la pérdida, aunada a la impunidad y negligencia institucional que impera en este país ahonda más la herida. Por la memoria de los pequeños, se exige justicia. Ni perdón ni olvido. Sumemos voces.  .


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=220060 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos de éste autor