Va de cuento - Las mineras en México





Rafael Benabib/


Dia de publicación: 2018-06-11


En Canadá, las compañías mineras tienen un gran prestigio, pues son muy cumplidos respecto a sus pagos de impuestos, al trato con sus trabajadores y al cuidado del medio ambiente del País lo cual es excepcional. Pero nada más llegan a México y escogen donde abrir una mina dentro de cualquier parte de la república, la que antes del año ya están comenzando a explotar, sin importarles el medio ambiente, lo que le suceda a la población afectada o ni siquiera pagar los impuestos que están obligados a cubrir, ni el que recompensen a los mexicanos dueños de las tierras. Porque como son inversionistas extranjeros, hay que darles hasta nuestra soberanía.

 Durante el mandato del General Lázaro Cárdenas, se implantó la Reforma Agraria y en ella las Comunas y los Ejidos, que fue lo que cristalizó el sueño del General Emiliano Zapata y la Revolución Mexicana. Desde entonces, México se volvió autosuficiente en alimentos y se cumplió el decreto constitucional de 1917 que dice, que la tierra, el mar y el aire, son exclusivos del Estado Mexicano.

 Entonces llegaron las compañías mineras a querer explotar el subsuelo, por lo que en 1961 se expidió un decreto presidencial que decía que no se podían entregar permisos para explotar la minería a extranjeros a menos que se asocien con ciudadanos mexicanos y el  inversionista del exterior podría obtener hasta un 49 por ciento de las acciones y el socio mexicano como mínimo el 51 por ciento restante.

 Con el Tratado de Libre Comercio que firmó Carlos Salinas de Gortari, en 1993, fue modificado el Artículo 28 constitucional que decía que la propiedad de la comuna y el ejido era imprescriptible. Al cambiar esa ley, se liberó el permiso para cualquier inversionista del exterior, dejando las puertas abierta para la inversión y compra de la tierra en especial en la minería, aún sin la intervención de ningún connacional.

 Y así, las mineras canadienses se vieron beneficiadas por ese tratado y desde entonces han actuado con toda libertad para obtener tierras, a base de chantaje, evasión de impuestos adecuados sobre la extracción de los minerales.

 Según la Secretaria de Economía, más del 70 por ciento de los proyectos mineros del País están en manos canadienses. La presencia de estas empresas mineras se debe a lo flexible de la ley de inversión extranjera. Los pobladores de esas tierras protestan por los salarios ridículamente bajos, la falta del pago acordado por sus parcelas, los daños ecológicos y los males que aquejan a la salud de los habitantes de sus comunidades, pero las mineras canadienses no hacen caso porque las demandas de la gente afectada que llegan a las pocas instancias, son guardadas en el escritorio del “servidor público” a quien le tocó la averiguación.

 Desde ese entonces han proliferado los inversionistas de todo el mundo para explotar a su arbitrio el suelo mexicano. Entre estas compañías se encuentran: la minera Agnico Eagel de México en el Estado de Chihuahua, con seis minas de su propiedad; Alamos Global Mina de oro nacional (mina Mulatos) en Sonora. Tres minas de la American Silver Corporation en Sonora, la .Argonaut Gold, con una en Sonora y dos en Durango, la Chesapeake Gold Corp., en Durango, la compañía minera de San Luis Potosí con dos, Don David Gold (El águila) en Oaxaca, Energold de México (minera El Porvenir), Exportadora de sal en Baja California Sur, First Majestic Silver Corporation en Durango, Fortuna Silver Mines, en Oaxaca; Ciénega (Unidad la Ciénega en Durango), Fresnillo PLC- Minerva Penmont, con dos minas en Sonora.

 Y así se extiende la lista con compañías mineras dueñas de 2, 3, 4, 5 y hasta doce minas por cada concesión.

 En cada ocasión que se hace una petición al gobierno mexicano, se logra mediante tratos cerrados por no decir secretos, sin dar por enterada a la población y en un lapso no mayor de 8 meses los permisos son otorgados. En casi todos los países que tienen minería y permiten la inversión privada, estos permisos se tardan de 8 a 10 años, para investigar la tierra, no afectar los mantos acuíferos y estudiar lo que pueda llegar a dañar a la población.

 En México tratan a los campesinos sin respeto alguno, les quitan sus tierras, pues con las nuevas reformas a la minería, las fuerzas del orden están obligadas a defender los derechos de los inversionistas extranjeros, aunque no se subsanen los perjuicios que estas le hacen al ser humano, al medio ambiente, a los animales, que es lo único que les dejan para sobrevivir y al agua del subsuelo que se contamina con cianuro y otros productos tóxicos.

 Pese a los devastadores efectos donde operan las compañías canadienses, se llevan 70 toneladas de oro al año.

 Pero no todas las compañías mineras son canadienses. Según la Secretaría de Economía en 2009 en el País había 263 empresas mineras, de las cuales 198 (el 75 por ciento), eran canadienses, 39 de ellas de Estados Unidos, 7 del Reino Unido, 5 de Australia, 3 de Japón, 2 de China y 2 de Corea.
Suiza, Luxemburgo, Chile, India, Italia, Holanda y Perú tienen una minera por cada país. No quieren dejar saber cuántas más se concesionaron de 2009 hasta 2018.

 De cualquier manera todas estas minas, sean mexicanas o extranjeras, producen un efecto nocivo por decir lo menos, fatal en la mayoría de los casos. La extracción por medio del Fracking que rompe las capas tectónicas continentales y que producen el envenenamiento de los mantos acuíferos a base de una gran cantidad de litros de cianuro que vierten, matando a seres humanos, causando cáncer y otras enfermedades, culpables de los socavones, de los terremotos, de las explosiones volcánicas de las que sólo en América Latina existe el peligro de que suceda lo de Guatemala y dejando a México lleno de cráteres lunares en la tierra, de las toxinas y del exterminio del ser humano.   

 ¿Cuántos accidentes han ocurrido en los últimos tiempos? En 1996 se registró un derrame de mil litros de cianuro en el arroyo “El Venero” municipio de Moris, Chihuahua, en enero de 2000  en el ejido de Piedras Verdes, Chihuahua, otras tantas que ha habido en Sonora, Sinaloa y otros estados, donde las autoridades hacen como que no ven.



AUDIO RELACIONADO:

Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=205710 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *


Artículos de éste autor