La reelección de Villarreal: una lectura





Héctor Apolinar/


Dia de publicación: 2017-12-07


El sábado 25 de noviembre se realizó el Congreso Estatal Ordinario de la CTM de Sonora, en la que fue reelecto el actual secretario general, Javier Villarreal.

El hecho puede pasar sin mayor comentario o análisis, pues era algo esperado en los medios políticos y empresariales de Sonora, que tienen que ver, de una u otra forma, con esa organización sindical.

No se vislumbró oposición a que Villarreal fuera electo nuevamente como secretario general. Ha logrado lo que más desean los trabajadores: mejores salarios, mejores prestaciones laborales, mejores viviendas y un mejor sistema médico en el estado, como es el IMSS.

Sin embargo, habría que analizar los puntos finos del Congreso.

Uno de ellos es que Villarreal no llega solo a la reelección. Lo acompaña un nuevo comité ejecutivo estatal de la Federación de Trabajadores del Estado de Sonora.

Es un comité ejecutivo distinto al que tomó protesta en 2011, cuando Villarreal fue electo por primera vez. Hay nuevos rostros que ocupan nuevos cargos que se ganaron con base en el trabajo que desempeñaron durante estos años.

En la composición ese órgano se puede obtener una primera lectura de lo que ocurrió en el congreso.

No está demás mencionar que Villarreal pudiera ser reelecto por otro periodo dado que los estatutos cetemistas le permiten. Aunque es prematuro decir una cosa o la otra, parece lejano que tenga el interés de aspirar a ser electo nuevamente. No parece estar en su ADN.

El nuevo periodo de Villarreal  tiene, desde mi punto de vista, un primer desafío interesante. En los próximos días se habrá de conocer cuál será su estrategia para negociar los Contratos Colectivos de Trabajo anuales con las empresas.

En todos los años, desde que es secretario general, ha sido solicitar, por lo menos, un incremento de tres por ciento por arriba de la inflación, con el fin de contrarrestar la pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores.

Las negociaciones  con los empresarios no han sido sencillas, si bien es cierto que un importante sector de trabajadores cetemistas laboran en empresas maquiladoras de exportación las cuales han obtenido importantes utilidades derivadas de la devaluación que experimentó el peso en 2017, lo que les debe permitir mejorar los salarios de los trabajadores que se ven afectados por la devaluación y el consecuente incremento de precios que se produjo.

Sin embargo,  es bien conocido que los sindicatos en México van a la baja tanto en número como en fuerza negociadora. Los expertos en el tema señalan que no más del 10 por ciento de los trabajadores en México están sindicalizados.

En ese contexto, la fuerza de los empresarios es evidente.

A pesar de los importantes incrementos salariales que ha logrado la CTM en Sonora, es también cierto que los salarios  han perdido capacidad de compra y que muchas familias trabajadoras se ven en serios aprietos para adquirir la canasta básica y los servicios que requieren para sostener una familia, aun teniendo en cuenta que la familia actual es pequeña.

Villarreal ha planteado una forma de salir del atolladero anual que representa ir a negociaciones contractuales y salariales cada vez más tensas.

         Productividad en los hechos

La CTM de Sonora propuso elevar la productividad de las empresas mediante la formación de comisiones mixtas de productividad, sobre la base de que ya es un mandato legal obligatorio contenido en la Ley Federal del Trabajo, pero que no se aplica.

El incremento de la productividad sería medible, verificable, periódicamente. Se pagaría a los trabajadores que lograran incrementarla un “bono de productividad”. En algunas empresas ya existe con buenos resultados ya que, de esa forma, se logra mejorar los ingresos de los trabajadores, así como de las empresas y todos contentos.

La metodología que se utiliza no es creación de la CTM sino de los expertos de la Organización Internacional del Trabajo. Varios de ellos han venido a Hermosillo a impartir cursos de capacitación sobre el tema.

Por supuesto que no todos los empresarios ven con buenos ojos esa propuesta, porque consideran que es obligación de los trabajadores ser productivos. 

En ese aspecto, la CTM ha respondido que el incremento de la productividad de las empresas no sólo depende del trabajador sino  de la alineación  de todos los actores de la empresa para lograrla.

Para respaldar su política de impulso a la productividad, la CTM formó un Instituto de Capacitación, Competitividad y Relaciones Laborales, que dirige Vicente Solís, quien repite como secretario de educación en la CTM. La institución es vanguardia en el país y  ya ha capacitado ya a más de 3,000 trabajadores de diversas empresas.

En Sonora, se formó una Comité Estatal de Productividad pero se ha quedado en el camino sin ver acción.

Como es conocido la baja de productividad de México es crónica. Sólo se ha incrementado un 0.6 por ciento anual en los últimos 10 años. Es decir, la situación es desastrosa. Así, estamos condenados a la pobreza.

Uno de los desafíos que tendrá Villarreal en su nuevo periodo es lograr que la productividad en Sonora sea un hecho y no una palabra, pues de lo contrario las luchas salariales de los trabajadores sindicalizados podrían rebasarlo.

 

Comentarios a : [email protected]

Me puede seguir en   Twitter en: @hector_apolinar


Este contenido ha sido publicado originalmente por Dossierpolitico.com en la siguiente dirección: http://www.dossierpolitico.com/vernoticias.php?artid=198504 Si está; pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Dossier Politico

Comentarios



Aún no existen comentarios

Sé el primero en comentar ésta nota

Comentar nota



Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *